martes, 5 de febrero de 2013

PAUs ilegales, ¿y ahora qué?

¿Qué es un PAU?

Un Programa de Actuación Urbanística (PAU) es un proyecto de desarrollo en el que terrenos que anteriormente estaban sin programar urbanísticamente ahora lo están. Es decir, se elabora un planeamiento que permite que la zona se urbanice y sea terreno apto para edificar. De esta manera, se da respuesta a la escasez de vivienda que sufría la ciudad desde hace veinte años.

En la ciudad de Madrid existen actualmente quince desarrollos urbanos. Seis de ellos son PAUs. Empezaron a gestarse en 1992 y desde entonces se han ido desarrollando a través de la la aprobación de Planes Parciales, proyectos de urbanización y proyectos de compensación. El proceso cuenta con varias fases y suele ser lento.

Antes de que se pueda edificar se aprueba el Plan Parcial, los estatutos y bases de actuación. Posteriormente, se constituyen las Juntas de Compensación, que son las que gestionan el desarrollo del PAU. Después se aprueba el proyecto de urbanización. Este trámite permite que los solares se conviertan en edificables. En teoría, primero se construyen las zonas
verdes, los equipamientos, las calles y el resto de elementos que "hacen ciudad" y luego se comienza a edificar.

Hasta que las obras de urbanización no llegan a este punto de desarrollo, el Ayuntamiento de Madrid no concede las licencias de edificación. De esta manera, se garantiza que la construcción cuente con los
servicios mínimos de agua, luz, alcantarillado, etcétera.
¿Cómo se desarrollan? La ejecución simultánea.
Existen fórmulas para agilizar la construcción de edificios en los PAUs. El más empleado consiste en iniciar las obras de urbanización y cuando el desarrollo alcanza unos niveles mínimos, se autoriza la ejecución simultánea de los trabajos de urbanización y edificación.
Problemática de la ejecución simultánea.
Pero como todos los procedimientos que buscan agilizar, tiene su problemática
Puede ocurrir que, terminada la edificación no se hayan terminado las obras de urbanización. Esto impide que se pueda conceder a las viviendas la licencia de primera ocupación. La única solución, en este caso, es que si la urbanización cuenta con los elementos básicos suficientes (luz, agua, seguridad vial) como para contratar a las empresas de servicios, previo acuerdo con la Junta de Compensación, se puede comenzar a otorgar licencias.
Sentencia del Tribunal Supremo.
El Tribunal Supremo ha puesto en jaque el futuro de 22 nuevos barrios de Madrid llamados a albergar 135.000 nuevas viviendas. en una sentencia en firme -sobre la que no cabe ya recurso- ha declarado ilegales las recalificaciones de suelos protegidos en suelos urbanizables de los Planes de Actuación Urbanística (PAU) de Arroyo Fresno y Campamento. Ecologistas en Acción, impulsora de la denuncia, afirma que la sentencia también afectaría a los PAU en desarrollo más importantes de la capital, como Valdebebas, Los Berrocales, Los Cerros, Los Ahijones y Valdecarros, entre otros hasta que se aclaren las consecuencias, el desconcierto reina entre las decenas de miles de familias afectadas por haber comprado una vivienda en estas zonas.

La mayoría están construyéndose o aún en proyecto, pero sobre muchas de ellas ya hay importantes cantidades de dinero desembolsadas por la compra de suelo o la promoción de las mismas. de momento, nadie sabe medir las consecuencias de esta sentencia, debido además a que las primeras reacciones del Ayuntamiento no transmiten tranquilidad ni acotan las consecuencias.
 ¿Y ahora qué?
En algunos de estos desarrollos se están levantando ya viviendas, mientras que otros incluso tienen paradas de metro construidas. entre todos ellos se han invertido millones de euros por parte de la administración, empresas y particulares.
Son muchas las familias y empresas que ya han invertido capital en estos desarrollos, en algunos de ellos no sólo existen edificios de viviendas ya levantados, sino que también están habitados. Estos inversores se encuentran ante una situación de aparente desamparo, y digo "aparente" porque sólo les queda confiar en el sistema jurídico y en las noticias de tranquilidad que el Ayuntamiento de Madrid ha transmitido sobre este asunto.
Quedan a la espera de una revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), donde se dé una correcta recalificación de estos suelos, y que las viviendas queden amparadas por una figura urbanística que permita su finalización o edificación.
Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...