martes, 12 de marzo de 2013

Autónomos sin derechos

Es sorprendente como ciertos colectivos tienen un poder inmenso a la hora de hacer fuerza contra las administraciones para defender sus derechos porque piensan que su situación es injusta, independientemente de cómo sea la situación de la empresa a la que pertenecen, ya sea pública o privada.


Ese poder, que obra en interés de la justicia que esos colectivos buscan para sus condiciones laborales no es compartido por toda la sociedad y es paradójico que el sector que más empleo da en España, que es el sector de autónomos y pequeños empresarios no pueda acceder a él. El derecho a huelga parece pertenecer a algunos, a los que buscan su justicia, sin importarles la de los demás. La verdad es que me duele que día tras día, cuando no es el sector de transportes, es el sanitario, o el docente, o el de limpieza... al final pueden, por condición de su dedicación, conseguir lo que se proponen. Y con esto no quiero decir que sea o no justo lo que proponen, quiero decir que es una herramienta que no tenemos todos y con la que no podemos presionar.

Supongamos que el caso de un colectivo de trabajadores autónomos se pone en huelga para reclamar sus derechos. Pongamos, como ejemplo, el colectivo de peluqueros. Un mes entero de huelga para conseguir que se les rebaje la cuota de la seguridad social o que se implementen ciertas reducciones en el IRPF. Pues no tienen mucha fuerza la verdad, lo mucho que conseguirían es que algunos llegaran con ciertas greñas a su puesto de trabajo al cabo de un tiempo, y eso si no se lo cortaron en casa.

¿Y los arquitectos?

Ahora pongamos que el colectivo que se pone en huelga es el de los arquitectos. A ver quién es capaz de decirme lo que pasaría si los arquitectos nos ponemos en huelga durante un mes. Me refiero claro, a arquitectos autónomos. Pues no pasaría nada de nada. La cosa seguiría igual 30 días más tarde, a nadie le importa, a nadie le afecta. Que necesitas unos planos, puede esperar. Que necesitas un informe, puede esperar también. Que necesitas una ITE, tienes todo el año para hacerla.





Hay algo que peluqueros, arquitectos, comerciantes, fotógrafos, fontaneros, consultores y demás colectivos de autónomos compartimos: si hacemos huelga durante un mes, tardaremos dos meses al menos en ingresar algo. Un mes que no trabajas es un mes que no comes. Y punto. Y no hay sindicato en este país que vele de verdad por los trabajadores independientemente de la ideología. Si tu huelga no huele un poco a izquierdas no te acompañaran a la calle. Es simplemente de vergüenza. 

Y sin embargo, el corazón del empleo, seguiremos siendo los trabajadores autónomos en España. Ojala pronto vuelva el crecimiento y con él, los encargos profesionales y seré de nuevo un orgulloso empleador más, aunque me hagan huelga.

2 comentarios:

  1. Añadir que hay muchas maneras de hacer huelga, quizá no de manera diresta, pero una de "bolis caidos" o "de resistencia pasiva", ésta última es la mejor, simplemente dejar de hacer para que hagan los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que siempre habrá algún otro que se aproveche de tu resistencia pasiva, haciendo el trabajo que no hagas. Así conseguimos encima que se nos vaya un cliente.

      Eliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...