lunes, 29 de abril de 2013

The day Spain Stood Still

Supongo que algunos habréis visto la película de Ultimátum a la Tierra en la que un enviado de otra
civilización venía a hacernos una poco grata visita que consistía en eliminarnos, al ser según él, poco menos que el cáncer de nuestro planeta. El título original de la película era The day the Earth Stood Still.

Digamos que entonces habría que darle un Ultimátum a España...

Y... ¿Por qué digo esto?

España necesita un proyecto de rehabilitación integral, con una superficie útil igual que su superficie construida:  504.645 km²de intervención, es decir toda ella.

El viernes 26 de abril de 2013 vivimos otro episodio triste en la historia de España, el gobierno tiró la toalla cuando dijo que no se iban a crear más puestos de trabajo hasta el 2015 y que lamentablemente poco podían hacer para remediarlo. Así mismo, no veríamos un crecimiento de la economía hasta el mismo año, sea éste causa o consecuencia del anterior. Imagino que eso era lo que al Sr. Montoro tanta gracia le hacía cuando nos lo contaba.

España ha sido conquistada otra vez. Ya nos pasó en el siglo VIII, también en el XIX, pero esta vez no hay huestes hablando extraños idiomas entre nuestras calles y obligándonos a trabajar para ellos bajo pena de muerte. Ójala volviera el alcalde de Móstoles y uniera a los españoles como ya lo hiciera en 1808 o resurgiera Don Pelayo desde Covadonga para devolver lo que una vez fue nuestro, incluyendo a astures, navarros, vascos y catalanes, que juntos consiguieron lo que hoy quieren hacer por separado.

Sin embargo la enorme sombra de los mercados y del resto de los países que nos compran la deuda, comandados por Alemania, nos ordenan la dirección hacia la que avanzar, bajo pena de paro y de autodestrucción. Y sin unión de ningún tipo. Porque decir español es decir sólo "espa" o "ñol", porque si no eres de los unos es que simplemente estas contra los otros. Y cuando a España se la divide como está ahora, las fuerzas enemigas nos invaden, ya sean países o mercados. Y a los divididos españoles nos comanda la canciller Merkel, como nos comandaron Napoleón o el Califa Abd al-Aziz antaño.

A Inglaterra le va bien, no tienen paro, los sueldos son acordes al ritmo de vida, tienen crecimiento... y se quieren salir del Eurogrupo, o al menos se lo van a consultar a la población. Aquí ni siquiera se nos pregunta, el referéndum es el gran olvidado de la democracia, imagino que algunos hasta habrán olvidado su significado. 

Así que igual lo mejor para sacar a España del podrido fango en el que estamos y que a muchos les interesa que estemos es una desobediencia nacional, como otras veces en nuestro glorioso pasado. Desobediencia para con el resto de Europa. Porque no os olvidéis, hay muchos mercados y países que en realidad sí saben de la capacidad de España y su respuesta en devolver los jugosos intereses. 

¿Los mercados quieren o no quieren que salgamos de la crisis?. Estoy convencido de que algo de eso sí que hay, no interesa a ningún inversor conseguir menos dinero con España del que da ahora, ¿por qué habría entonces de ayudarnos a salir de la crisis? Y los mercados son los bancos y Asia y América y Europa (¿o debería de decir Alemania?).

Y no estoy hablando de desobediencia civil

Mientras a las pequeñas y medianas empresas (o autónomos) nos fríen a impuestos, independientemente de lo que facturemos, hay una élite de listillos del orden de Bárcenas, Urdangarines, Blancos, Pujoles, Toxos, Camps, Matos, Griñanes, ERES, Púnica, Gürtel, Convergència... que se dedican a jugar y a repartir según les viene con nuestros dividendos. Aunque viendo las cantidades más que dividendos bien podrían ser multiplicandos.

¿Por qué tenemos que pagar una desproporcionada cantidad de impuestos para que estos señores dispongan de lo que se les antoje? Porque entonces lo único que tendríamos sería un país ingobernable y sin rumbo. Bien que se merecerían que no pagáramos el IRPF, el IVTM, el IVA, el IBI, la SS... pero eso sí, que les cojan y nada de ir a la cárcel sin más. Hay que devolver todo lo robado y con los intereses que hayan producido de nuevo a las arcas del Estado. El problema está en que quién tiene que ordenar hacer esto es el mismo origen del problema...¡Ay Don Pelayo!

La solución pasa por decir hasta luego a Europa, condenar a la casta política que nos a metido aquí y bajar los impuestos para incentivar el consumo, sin olvidarnos de combatir el fraude fiscal y luchar contra los más de doscientos mil millones de euros de economía sumergida que son la última defensa contra la insumisión nacional y que tiene que dejar de serlo.

Pablo.





1 comentario:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo y digo más, demasiado pacientes somos los españoles, que no salimos en tropel a la calle. Solo lo hacen unos cuantos y no siempre con la verdad por delante, que hay muchos radicales que no nos representan para nada y que siempre (qué casualidad) están en todos los "fregaos"

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...