martes, 18 de junio de 2013

Ática Mundi. Trasteros en cubierta.


Ática Mundi, surgió hace ya algunos años de la mano de nuestro compañero Manuel Alegre. Nace como concepto de la reutilización de los espacios menos usados y más abundantes en la ciudad de Madrid, las cubiertas.

Pero, ¿qué es Ática Mundi?

Ática Mundi es un programa de intervención en cubiertas de comunidades de vecinos a distintos niveles.

Las cubiertas, ya sean planas, inclinadas, invertidas... suponen la gran mayoría de la superficie deshabitada de la capital y un enorme campo sin sembrar para actuaciones tanto constructivas como vegetales.

Por una parte todos hemos tenido problemas de espacio en nuestras viviendas en algún momento. No sabemos donde meter la bicicleta, o ese ordenador que no usamos, o unas botellas de vino. ¿Por qué no convertimos el espacio de nuestra cubierta en unos trasteros para la comunidad de vecinos?. Pues el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid lo permite. Hasta 6 m2 útiles por vecino, incluso teniendo la posibilidad de crear una sala de comunidad de hasta 50 m2 en la cubierta. 

¿Y qué más beneficios tendríamos al construir trasteros en cubierta?

Pues además de la evidente revalorización catastral del inmueble y del valor de las viviendas, nos encontramos con que el hecho de crear un espacio sobre la cubierta que ya existía induce a unos consumos menores de calefacción en invierno y de climatización en verano. Al crearse una enorme cámara de aire sobre la última planta, la incidencia solar y del viento se reducen drásticamente. Todas las edificaciones se beneficiarán de estas reducciones, además las comunidades que tengan sistemas de refrigeración y calefacción centrales verán amortiguada su factura mensual en relación a la demanda energética.

¿Cómo se construye?

En realidad es muy sencillo, la estructura ligera Steel Framing, permite generar cualquier tipo de espacio sin apenas generar residuos en la construcción, de manera rápida y eficaz, como si fuera un mecano. Esta compuesta por perfiles de acero galvanizado conformado en frío, con una alta rigidez. Si embargo esto no quita que los espacios puedan ser flexibles gracias a su facilidad en la construcción para poder cambiar los espacios en el futuro. El aislamiento embebido entre la propia estructura regula la temperatura interior drásticamente para crear una situación de confort en los trasteros. Os dejo aquí un enlace al sistema constructivo.

¿Cuánto cuesta?

Nuestra experiencia nos dice que se pueden conseguir precios desde 5.000 € por trastero, en función de la dificultad técnica de cada cubierta en particular. Sabemos que atravesamos una situación complicada que hace que no todos los propietarios de una vivienda puedan permitirse esta inversión. La mayoría de los casos se suelen resolver de tal manera que la cubierta si se hace completa, pero se dejan diáfanos los espacios de los vecinos que por la razón que tengan no deseen un trastero, eso sí, preparándolo para una futura ampliación en caso de que se animen finalmente.

Creemos que es una buena iniciativa, tanto desde el punto de vista de la generación de espacios útiles para los propietarios como de inversión en el futuro, tanto en la reducción de la demanda energética (y por tanto las facturas de la comunidad) como de incremento en el valor patrimonial de los inmuebles.

Pablo.





   


1 comentario:

  1. Hola:

    Me parece una muy buena idea. La posibilidad de poder transformar espacios que no tienen mucho uso en los edificios sería de gran utilidad. Por ejemplo, hay muchas comunidades de vecinos que no tienen una sala para realizar las reuniones de vecinos (sin ir más lejos en mi casa...)

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...