martes, 10 de septiembre de 2013

¿Compro o alquilo?

Todos hemos tenido esta discusión en algún momento con algún amigo, familiar o compañero y parece que siempre había ciertos prejuicios en contra de una y a favor de la otra. Más aún en España, que el síndrome de propiedad nos embauca a todos, pero... ¿cuál es la mejor opción?

Muchos piensan que alquilar es tirar el dinero, es trabajar duro todos los días para que el arrendador se ingrese a nuestra costa lo que él no ha peleado (trabajando para el inglés). Es una manera de verlo, no digo que no. Pero la realidad es que si compras y te hipotecas estarás haciendo exactamente lo mismo pero con una entidad privada como un banco o una caja. No habéis de olvidar que el piso no será vuestro hasta que no desembolséis el último céntimo, durante ese largo (o larguísimo) período de tiempo será de la entidad bancaria. A esto hay que añadir que los intereses que pagaréis los habréis perdido para siempre,junto con la inmovilidad que una hipoteca proporciona.

Sin embargo hay que ver dos puntos positivos, por una parte el más evidente, cuando terminéis de pagar la hipoteca (allá por los cincuenta) siempre podréis venderla para recuperar la inversión, contando con que no haya otra explosión de la burbuja inmobiliaria. A esto hay que añadir que los precios de los pisos probablemente hagan fondo durante el año que viene, año tras el cual apostaría que lentamente recuperarán sus índices normales.

Tened en cuenta que si por lo que sea no podéis afrontar los pagos de la hipoteca, habréis perdido la vivienda y la inversión realizada hasta entonces.

Por otra parte, si decidís alquilar, aún sintiendo que trabajéis para otro, siempre tendréis el sentido de libertad de poder iros a otra parte si no os gusta lo que tenéis, si no podéis afrontar los pagos o si os sale un puesto de trabajo en algún otro lugar. Digamos que no hipotecáis vuestra libertad, que la compráis con esas mensualidades.

Todo esto está muy bien, pero la duda aún vuela sobre nuestras cabezas...

 ¿compramos o alquilamos?

Lo cierto es que es una pregunta difícil de contestar pero intentaré dar unas pautas para que vuestra elección sea lo mejor posible. 

1_ No compres por inversión, si compras es porque quieres hacer de esa vivienda tu vivienda habitual o tu segunda vivienda. Por inversión compran los que se lo pueden permitir. De nada te vale comprarte un deportivo si no te llega para el seguro.

2_ Ahorra hasta un 30% de la entrada si quieres comprar, no te lances si no lo tienes.

3_ No prolongues más allá de 10 años tu hipoteca, además tendrás que contar que las cuotas no supongan más del 35% de tu salario mensual, imagino que querrás dar la luz cuando entres en ella, darte una ducha y cenar.

4_ Esto parece una memez, pero tengo que ponerlo igualmente. Nunca te hipoteques si no tienes un puesto fijo o si no tienes grandes ingresos asegurados por la actividad económica que desarrolles.

Con estas cuatro pautas deberías tener una idea de cuándo te interesa comprar, si no cumples alguno de los cuatro supuestos y por reducción a lo absurdo, tu opción es el alquiler.

Espero que os haya servido. En cualquier caso acepto todas las sugerencias y opiniones que queráis añadir.

Pablo.


1 comentario:

  1. Saludos!!

    Muy bueno este post, creo que pese a que ha reventado la burbuja inmobiliaria los alquileres siguen siendo muy altos. Pero lo que me empieza a preocupar es que están subiendo el gas, la luz, el agua...hasta tal punto que, en poco tiempo, llegarán a igualar el precio del alquiler. Todo sube menos los sueldos, que bajan.

    Hasta pronto!

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...