martes, 3 de septiembre de 2013

Gerard Mortier, ¿Cuánto valemos?

Aprovecho mi primera entrada en el blog para compartir con vosotros mis impresiones sobre una noticia que he leído hoy. No se si sabréis quién es el Director Artístico del Teatro Real, una de las plazas líricas más importantes del mundo operístico y uno de los centros artísticos más importantes de Madrid. Quizás lo sepáis, quizás no, probablemente no os importe....da igual, yo os lo diré, se trata de Gerard Mortier.




Unos pocos datos sobre Gerard Mortier. Belga de nacimiento, 70 años, doctorado en derecho y licenciatura en comunicación, anteriormente trabajo como director de la Opera de Nueva York o de la Opera Nacional de París. Pues bien, la noticia es que este señor, va a dejar su puesto de director artístico en el Real en el presente curso. Hasta que eso se produzca y mientras se busca un sucesor, el seguirá llevando las riendas artísticas del Teatro, y hete aquí que ha montado un revuelo considerable porque la gerencia del Teatro está considerando para su relevo una terna de personas de nacionalidad española. Resulta que al señor Mortier no le parece bien, el considera que tiene que ser extranjero para que la calidad de las obras representadas no baje ni un ápice (se ve que los españoles no entendemos de arte) , y si al final es uno de esos tres candidatos el elegido el no piensa respetar su contrato y se marchará sin ayudar en absoluto el cambio de director en el teatro.

Aquí es donde yo me enciendo.

Seguramente lo desconoceréis todos, pero gracias a este señor, la calidad del teatro en sus casi 3 años al frente del Real no sólo no ha subido sino que ha empeorado drásticamente. Las obras que ha representado no figuran en absoluto entre las obras más accesibles o conocidas del repertorio operístico (es como si llevase un cine, y decidiese proyectar películas de culto del ultimo director taiwanes de turno porque son extremadamente artísticas, en vez de avatar o gladiador en 3D). No contento con eso, gracias a él, la cantidad de abonados al teatro se ha visto reducida considerablemente, y además y esto es lo más grave, ha dispuesto de una cantidad de dinero enorme para hacer y deshacer a su antojo.

Parte de ese dinero proviene de instituciones privadas que lo donan al teatro, pero mucha otra parte proviene de dinero publico con el que se subvenciona el teatro. En estos tres años ha derrochado dinero en puestas escénicas faraónicas (de absoluto fracaso se puede considerar su Messianen en la caja mágica de Madrid) a repuesto obras anteriormente en el Real que habían contado con un gran éxito de obra y público (cambiando completamente los escenarios y la decoración, que el Real guarda en propiedad para cualquier otra reposición) contratando nueva figuración y escenografía, muchas veces a precios exorbitados... resumiendo ha dilapidado buena parte del capital del teatro, con el agravante de que no es la primera vez. Tengo la suerte de contar con amistades que trabajan o han trabajado en el real y sabían de antemano de la fama de este señor. Mientras el dilapidaba dinero se despedían trabajadores de teatro.

¿Y todavía tenemos que aguantar la altanería de este señor amenazando con que se va si no se respectan sus deseos?, ¿qué categoría moral tiene para exigir después de derrochar? Y es que 

¿CUANTO VALEMOS?

Seguramente el pensará que vale muchísimo y por lo tanto puede exigir lo que quiera, yo creo que independientemente de su formación artística y conocimientos líricos, los cuales no creo que aprendiese durante su doctorado en derecho, es un pésimo gestor, PÉSIMO, como demuestra la falta de fondos, la falta de abonados y la falta de calidad operística del teatro. Y ESE es precisamente el peligro del valor del arte, que algo puede o no tener mucho valor artístico, y sin embargo no tenerlo económico. En los tiempos que corremos debemos tener mas cuidado con no derrochar porque si.

Desgraciadamente esto lo podemos extrapolar a multitud de trabajos y profesiones en este país, y es que estoy seguro de que en vuestro día a día conoceréis multitud de Mortiers particulares que se comportan de la misma manera, sin importar nada aparte de un ego desmedido.

Que se vaya cuanto antes, cumpla con sus obligaciones contractuales y tanta paz lleve como descanso deja.

Raff.

1 comentario:

  1. Lo primero y antes de nada, bienvenido a Hago lo que Hago.

    ¡Te has iniciado como blogger por todo lo alto, menudo artículo explosivo¡.

    Esperamos muchas más opiniones o trabajos que puedas compartir con nosotros. Gracias y bienvenido Raff.

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...