jueves, 17 de octubre de 2013

Atascados en la economía

Muchos son los factores que intervienen en la economía de un país. Algunos de ellos complicadísimos de comprender.

Hoy os traigo un símil de como está la situación para las PYMES y autónomos o cómo lo veo a título personal.

El efecto fuelle de los atascos aplicados a la situación de la economía.


Descripción del efecto

Todos habéis estado en un atasco kilométrico en alguna ocasión. Imagino que todos conocéis algún interminable semáforo en donde vivís que resulta desesperante y en el que os da tiempo a escuchar hasta un par de canciones hasta que se pone en verde.

Sin embargo el problema no es sólo el tiempo que tarda en ponerse en verde sino del efecto que provocamos todos los conductores al iniciar la marcha. No comenzamos hasta que el de delante la ha iniciado antes que nosotros por seguridad. Es decir, en una fila de 30 coches es posible que el semáforo se tornara en verde, ámbar y rojo de nuevo sin que el coche situado en la vigésima posición hubiera iniciado su marcha.

La aplicación en la economía de PYMES y autónomos

Este efecto fuelle puede aplicarse perfectamente en la situación que vivimos los autónomos y las pequeñas y medianas empresas. El verdadero problema radica en que en tiempos de crisis hay pocos clientes que quieran llevar a cabo proyectos y que inviertan su dinero. Al mismo tiempo todas las pequeñas empresas están interconectadas entre sí y para subsistir necesitan unas de otras.

De la misma forma, un gran proyecto necesita de muchos grupos de trabajo diferentes para llevarlo a cabo satisfactoriamente, pongamos como ejemplo la restauración. No se pueden servir menús del día si el proveedor no ha traído los alimentos y bebidas. Pero éste tampoco puede traerlas si su suministrador no las ha embotellado. Y éste no las puede embotellar si no le han suministrado el agua y los colorantes necesarios... y así la cosa continúa hasta el infinito.

El problema se agrava cuando aun teniendo los trabajos realizados el cliente no te paga, así que tú tampoco puedes pagar a tus proveedores y así sucesivamente, hasta el infinito de nuevo.

Es decir, entre productos y facturas, si todos se movieran al mismo tiempo, no existiría el problema de que el pequeño empresario situado en el eslabón vigésimo de la cadena no se viera atascado entre clientes y trabajo.

¿Quién tiene la llave del semáforo?

En primer lugar la tenemos todos, primero con nuestro trabajo y estando al día de los pagos que debemos. Pero de nada nos sirve adelantar a un coche por la derecha y que éste a su vez pretenda lo mismo. Si el semáforo no se pone en verde no lo podremos atravesar. La verdadera llave del semáforo la tiene el Estado, creando leyes justas, efectivas y equitativas para todos, lo que no parece que esté sucediendo con mucha efectividad y por otra parte los bancos, que teniendo todo nuestro dinero se ven reacios a dar los créditos suficientes para que todo vuelva a fluir adecuadamente.

Pero todo ésto no deja de ser una opinión como otra cualquiera, sois libres de comentar lo que creáis oportuno.

Pablo.

1 comentario:

  1. Yo mas que como un semaforo lo veo como un accidente, que hasta que no retiren el vehiculo accidentado no se puede pasar. El problema es que los accidentados son muy grandes, el gobierno no sabe como retirarlo y mientras el atasco sigue creciendo hasta limites inimaginables

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...