domingo, 20 de octubre de 2013

Belen Esteban. Cultura para todos

Ayer leo en los periódicos que la vuelta a los platós de televisión en la cadena de t5 de Belén Esteban se convirtió en el programa más visto de esa franja horaria y que marcó un hito de espectadores en el programa al que acudió la muchacha.
Mientras lo leía no podía salir de mi asombro. ¿De verdad es tan interesante la vida de esta mujer? ¿Tan apasionante es lo que cuenta o deja de contar como para que la mayoría de la audiencia elija esa opción? Supongo (desconozco lo que se daba a la misma hora en otras cadenas) que habría otras ofertas de ocio audiovisual como películas, otros programas de variedades, documentales, deportes, no se, cualquier otra cosa... y sin embargo eso fue lo más visto.

Se que Belén Esteban hacía tiempo que no pisaba un plató de televisión, y sinceramente hace tiempo que creo que como "fenómeno" esa muchacha estaba acabada. Claramente me equivocaba. Ya hemos comentado en este blog sobre la reforma de la educación e hicimos hincapié en que no sólo en conocimientos educativos había que preparar mejor a los alumnos sino también, y especialmente, en valores y normas de comportamiento. A las personas adultas es más difícil cambiarlas y cuanto más pasa el tiempo más difícil aún.

No tengo nada en contra de Belén Esteban, aunque reconozco que lo que le pase o le deje de pasar no me importa en absoluto, pero creo que es una muestra significativa de los valores e intereses de este país que las aventuras y desventuras de esta mujer sea el tema más importante para la mayoría de los espectadores de televisión un viernes por la tarde.

Sigo pensando, y esto me refuerza aún más las sensaciones, que tenemos un problema de base y que debemos cambiar muchas cosas para poder avanzar a mejor como sociedad y prosperar todos juntos hacia un futuro más prometedor.
Raffmou

2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo

    ResponderEliminar
  2. El hecho de que se vean programas de este tipo es significativo de los intereses generales del país. La consecuencia es tan mala como la causa y al revés.

    Si se siguen viendo este tipo de programas se harán cada vez más. No hay oferta si no hay demanda. Tendremos que preguntarnos por que hay demanda.

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...