lunes, 28 de octubre de 2013

Canibalismo español

Los españoles tenemos un problema muy gordo, probablemente causa de todos los demás que nos aquejan, la envidia. La envidia nos ciega y nos impide avanzar como nación. No somos capaces de felicitar a quien lo ha hecho bien y nos encanta vivir de la critica destructiva a quienes nos adelantan, como si eso nos hiciera mejores.

¿Por qué digo esto?


Hace unos días estuve con unos amigos viendo el partido del Real Madrid contra la Juventus. La verdad es que no soy muy futbolero, pero ver un partido con unos amigos siempre es animado y tomar unas raciones en un bar es una práctica muy recomendable.

Resultó que al Madrid le metieron un gol en cierto momento del partido. En ese mismo momento dos chavales de unos 25 años saltaron celebrándolo y gritándolo a los cuatro vientos. Supuse que eran italianos que andaban por Madrid. Me equivoqué, eran tan madrileños como yo, pero del Atlético de Madrid. 

Los tipos habían bajado a tomarse unas cañas sólo para celebrar cada gol que encajara el Madrid. ¿No os parece una actitud un tanto extraña?, a mi no se me ocurriría ir a las Ramblas a celebrar cada gol que le cayera al Barça, ni se me pasa por la cabeza. Eso por un lado.

Por otra parte, si un equipo español llega a una final, sea la que sea, voy indudablemente con el equipo español, ni se me pasa por la cabeza ir con el equipo extranjero de turno sólo por el odio que le tengo al otro equipo.
Lo mismo pasa con Rafa Nadal. He oído a gente desear que ganara Novak Djokovic sólo para que perdiera Rafa. Ya os avanzo que no eran hijos de la madre Serbia.

O lo mismo con Fernando Alonso, Jorge Lorenzo...

¿Sólo pasa en el deporte? 

Pues no. He puesto ese ejemplo porque supongo que todos os habéis identificado con él. España es como Saturno devorando a su hijo de Goya, nos comemos los unos a los otros en lugar de avanzar todos en la misma dirección.

Los políticos juegan a lo mismo que las masas enfervorecidas. No les escogemos porque lo hayan hecho bien. Les escogemos porque los anteriores lo hicieron peor. ¿Cómo si no se explica que algún partido gane unas elecciones cuando la valoración de sus integrantes es suspenso en todos los casos?.

En este país lo que falta es educación. Pero no de conocimientos, esos los tenemos y muy buenos. Lo que nos falta es la educación más básica, la de valores, de ética y de moral. De esa no hay, no se explica y no se extiende. 

Lo que en España vende es la calumnia, la descalificación y el insulto barato. Porque admitámoslo, no importa que no sepas, lo importante es demostrar que el vecino sabe menos. Deberíamos intentar unirnos y apoyarnos para avanzar todos juntos y no ponernos zancadillas los unos a los otros.

Pablo.






3 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo en casi todo y digo casi porque el tema deportivo yo lo dejaría aparte. Me explico, puede que haya aficionados al tenis que prefieran el estilo elegante de Federer por ejemplo y por tanto lo animen incluso contra Nadal. Realmente te va a afectar lo mismo en tu dia a dia y solo es cuestion de gustos. No me parece antiespañol. Igual te puede pasar en el futbol, en el cual puedes preferir que tal equipo pierda... esto pasa en todos lados, ni un solo hincha gunner celebrara una champions del united, ni del inter uno del Milán, etc. En tema político la cosa cambia, me parece inadmisible las replicas tipo: "usted hizo lo mismo" tan utilizadas, simplemente porque no suponen ningún argumento y tampoco deslegitiman la argumentación contraria aunque asi lo vendan -y esto por desgracia si es muy español-. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Coincido con el comentario anterior. Los piques en el deporte ( sobre todo en el fútbol) pueden ser sanos si se saben controlar y no se llevan a los extremos radicales. Alegrarte porque pierde el equipo vecino es una forma de desconectar de la monotonía del día a día, con las típicas bromitas del día después del partido a tu colega forofo del plantel perdedor.

    ResponderEliminar
  3. Puse el ejemplo del fútbol por poner uno. Lo que me preocupa es que es una práctica muy española discriminar por discriminar. La hemos asumido como un rol normal, en lugar de admirar a quien lo hace bien lo ponemos a caer de un burro sólo por envidia. Eso nos retrasa como "nación civilizada".

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...