martes, 22 de octubre de 2013

Carta a Madrid

Madrid, me gustas por la cantidad de monumentos que posees para visitar, desde los más modernos a los más antiguos. Me gustan tus nuevas 4 imponentes torres, como si los dedos de tus manos quisiesen tocar el cielo. Me gusta tu Plaza de Castilla con esa disposición tan extraña, con tanto edificio y monumento abigarrado en tan poco espacio.

Ese caos, esa forma de apilar como por adición monumentos uno tras otro, le da un carácter especial, eso es la que lo hace única, con tus torres Kio enmarcando un complejo lienzo de varios materiales. Me gusta tu Paseo de la Castellana, incluso con sus atascos, que tan a menudo me desesperan y me sacan de mis casillas. Qué demonios ¡¡no sería lo mismo sin tanto coche!!

Me gustan tus palacios, como la casa de América con su fantasmagórica leyenda, probablemente olvidada por unos y desconocida por otros. Ese templo de la Lírica como es el Teatro Real con su forma de ataúd en planta su aspecto regio al exterior. Me gustas Madrid incluso con esa música procedente del alboroto de la urbe.

Me gustan los arboles, jardines y plaza de Oriente que enmarcan el teatro y lo enfrentan a otra de tus joyas, el Palacio Real. Me gustas porque aun siendo una ciudad tan urbanita, observo cientos de arboles al pasar por tus grandes avenidas. Me gustas por el bullicio de las calles, no sólo a la hora en la que todos nos ponemos en marcha para ir a nuestro destino de trabajo, también por la noche, pues tu sabes que te gusta trasnochar. Siempre fuiste famosa por ello y eso también me gusta. Me gustas Madrid porque cada día del año, tengo una oferta diferente, amplia y de calidad para el ocio nocturno. Siempre tienes algo que ofrecernos, Madrid,
Madrid, me gustas por tus museos, entre tantos, alguno de los más importantes del mundo.

Me gustas porque puedo ir una y otra vez y siempre descubriré algo nuevo en cada uno de ellos. Thysen, Reina Sofía, El Prado... Me gusta tener a mi alcance una oferta tan variada de cultura. Me gustas porque siempre fuiste una ciudad apasionada del cine. No importa si son nuevos, antiguos, pequeños o grandes, me gustas porque siempre tuviste hueco para albergar salas de cine donde hacerme olvidar por unas horas de mis problemas.

Madrid, me gustas por la pasión y solidaridad que trasmiten tus gentes. Siempre dispuestas a ayudar, siempre con una sonrisa en la boca. Me gustas por sus aficiones, porque tan pronto se levantan un fin de semana temprano para correr una carrera solidaria, como se van con sus hijos a pasar una tarde soleada (con la rebeca por si refresca) a cualquiera de tus hermosos parques, que los tienes y muchos.

Me gustas porque tus gentes viven con pasión el deporte cada fin de semana y con cada acontecimiento deportivo. Porque se juntan y se echan a la calle para celebrar o para reivindicar cualquier empresa por difícil que parezca.

Me gusta como hueles Madrid, desde el increíble aroma de las flores de tus parques abriéndose al amanecer hasta la frescura que desprenden tus fuentes que hacen brotar el agua a un ritmo constante. Me encanta pasear por uno de los jardines más bonitos del mundo como es el Parque del Retiro. Me gusta porque un micro mundo dentro de una gran ciudad como tú eres. Me gusta porque por él puedo pasear, hacer deporte, leer, escuchar música, visitar sus ferias como la del libro, puntual cada mayo de cada año. Me gustas por ese palacio de Cristal como de otra época y tus paseos en barca por el lago.

Me gusta pasear por tus calles del centro, donde puedo encontrar cualquier cosa que necesite, desde lo más general a lo más particular. Me gustas porque puedo charlar con un experto sexagenario en literatura y discutir de tecnología con un adolescente en una de tus tiendas especializadas. Me gustas por tu arquitectura fascinante, por tus calles intrincadas, misteriosas. Me gustas por tus plazas y urbanismo fruto muchas veces de la improvisación pero con una gran historia detrás de cada una de sus calles, de sus caminos, de sus fachadas.

Me gustas a pesar de tus políticos, que muchas veces no te comprenden y no te entienden. Me gustas a pesar de que muchos visitantes no te valoren lo suficiente, no te mantengan limpia y no respeten tus hitos y tu historia. Me gustas por toda esa variedad de bares, garitos y cafés típicos donde poder disfrutar de una buena cerveza o café y de una conversación con sus habituales.

Por todo eso Madrid, a pesar de tus defectos (todos los tenemos), a pesar de que te critiquen porque opinen que te lo tienes muy creído por aquello de ser la capital, a pesar de que cada poco tiempo te quieren cambiar la cara, a pesar de que se cometan tantas barbaridades en tu aspecto, por todo eso es por lo que me gustas tanto Madrid.

Perdona Madrid que nos dejemos tantas cosas en el tintero, es imposible mencionar todas las virtudes y espacios, edificios y monumentos que albergas. Hemos citado una serie de ellos que son lo suficientemente importantes como para definirte.



Pd. En algunos artículos publicados, hemos criticado y dado caña a algunos de los problemas o situaciones que han acontecido en los últimos meses en Madrid. Somos realistas y sabemos que es una ciudad con defectos que mejorar, pero es nuestra ciudad y nos encanta. Con esta carta hemos querido decirle que la queremos a pesar de sus defectos y puede que más gracias a ellos.


2 comentarios:

  1. Gracias por romper una lanza a favor de nuestra ciudad. Siempre nos ha tratado bien y no merece tanto desprecio y critica. Viviendo fuera como yo ahora mismo te das cuenta de lo afortunados que somos de haberla vivido y sentido. Un saludo y enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias!

    Si nos hemos metido tanto con Madrid es por el aspecto que muestra, culpa de quienes nos gobiernan y no de la ciudad en sí ni de las gentes que la habitan.

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...