martes, 29 de octubre de 2013

Templo de Debod. Regalo de los dioses.

Atardecer en el templo de Debod

Me sorprende como mucha gente no conoce algunas de las maravillas de la ciudad de Madrid. Quizá por dejadez, quizá por no querer conocer la ciudad, quizá porque ni siquiera saben de su existencia.


Uno de esos elementos representativos de la ciudad y que pasa desapercibido para muchos es el Templo de Debod. Situado sobre la montaña del Principe Pío, no fueron los antiguos egipcios quienes lo levantaron en Madrid, aunque sin duda es tan original como la pirámide de Kefrén.




Litografía de David Roberts. Templo de Debod .1868.
Para todos lo que no lo conozcáis, este templo egipcio de unos 2.200 años fue erigido en Nubia, probablemente por el faraón Ptolomeo IV Filópator. Sin embargo hoy nos espera igual de majestuoso a escasos metros de la Plaza de España en Madrid.

¿Cómo recorrió esos 4.000 kilómetros?

El templo de Debod fue un regalo de Egipto a España en el año 1968 con motivo de la ayuda prestada tras el llamamiento internacional realizado por la Unesco para salvar los templos de Nubia, entre ellos el de Abu Simbel, que iban a quedar sumergidos por la artificial crecida del Nilo tras la construcción de la presa de Asuán.

  


No sólo España colaboró en la ayuda para rescatar estas joyas de la antigüedad, también lo hicieron los Estados Unidos, a quienes se les regaló en 1963 el templo de Dendur que hoy se puede visitar en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York. Así mismo, en Turín se encuentra el templo de Ellesiya, trasladado en 1965 por los mismos motivos. El templo de Taffa lo podemos contemplar hoy en Holanda, en el Rijksmuseum van Oudheden.

La construcción y el traslado

El templo se trasladó con un minucioso trabajo de documentación previo y de numeración y situación de cada una de los sillares que lo componen. Tras ello se proyectó elevarlo para que no estuviera en contacto directo con el nuevo suelo que iba a acogerlo. El basamento de piedra sobre el que se sitúa es de una piedra de distinto color, extraída en la provincia de Salamanca (Villamayor), que marca los distintos materiales con la clara intención de distinguir lo antiguo de lo nuevo.

Con el firme propósito de rememorar el lugar del que fue extraído junto a orillas del Nilo, todo el complejo está rodeado por agua, mediante un pequeño estanque de pocos centímetros de profundidad que recuerda el entorno que tuvo durante más de 2.000 años.

Se tardaron casi dos años en volver a construir el templo original, hasta que finalmente fue inaugurado el 18 de julio de 1972.


Traslado y construcción del templo de Debod

Traslado y construcción del templo de Debod

Emplazamiento original años 50. Baja Nubia (Egipto)

En cualquier caso, da igual lo que os cuente, no hay nada mejor que ir a visitarlo, de verdad que merece la pena, es una joya egipcia fuera de su país y un honor para los madrileños poder cuidar de ella.

Pablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...