lunes, 23 de diciembre de 2013

Arquitecto (superior), arquitecto técnico, arquitecto interiores (=decorador)

Bueno, lo primero de todo, NO TRATO DE PROVOCAR POLEMICA, el que se sienta atacado, lo siento, no es mi intención.


Quizá con el título de la entrada no se transmita lo que quiero, más que una definición o una diferenciación de cada uno de ellos, pretendo llegar a establecer, ya no competencias, sino que cada uno quede en su sitio.



Tengo un compañero que es arquitecto técnico (aparejador vamos...) que cada vez que oye eso de arquitecto superior le salta un fusible en la cabeza, y tiene toda la razón del mundo, no existe una titulación que sea arquitecto superior, si existe arquitecto. Así que cuando un cliente le mencionado lo de arquitecto superior, muy amablemente le explica la diferencia.


Un arquitecto, yo mismo, tiene una formación técnica y, le pese a quien le pese, artística. Con artística no me refiero a que nos vayamos a pintar cuadros, no, nos hemos comido en la carrera 4 años de arte e historia del arte para empaparnos de estilos corrientes etc. Algo parecido ya lo trato Pablo en una entrada suya: por que los ingenieros no deben hacer arquitectura , aunque hacía la comparativa con ingenieros está bien para establecer formaciones.


Si quitamos esta formación artística y añadiendo bastantes más conocimientos de los procesos que atañen a la obra encontramos la figura del arquitecto técnico. A mi parecer desempeñan una función muy importante en toda obra, haciendo la coordinación y porque no decirlo, resolviendo muchos marrones.



Bien, hasta aquí todo claro. Esta entrada se me ocurrió hace unos días cuando conocí en una visita a un local a una mujer que era, según transmitía ella, arquitecto y diseñadora de interiores, y en realidad era arquitecto técnico y si, decoradora. Pero si vende que es arquitecto, entiendo que es arquitecto (superior), y claro, en cuanto llegó el momento de dar una solución técnica un hueco que había que abrir en el forjado, se descubrió, evidentemente no tenía ni idea.



No es la primera vez que me encuentro con este caso, de hecho los primeros confundidos son los propios clientes. Cuantas veces me ha dicho un cliente: "¿pero eres arquitecto de verdad o decorador?". Entiendo que con "arquitecto de verdad" quiere decir arquitecto.



¿Por qué a los decoradores de interiores se les llama arquitectos? No lo entiendo, creo que esa palabra lleva consigo toda esa formación técnica que he mencionado antes, repito de nuevo NO TRATO DE PROVOCAR POLEMICA, no quiero que nadie se sienta ofendido, es más, agradezco comentarios y explicaciones de todo tipo.



Pero insisto, ¿son pretensiones, es tratar de abarcar más mercado o simplemente es un error por una aclaración no hecha a tiempo?, no lo se.



Conclusión.



¿Por qué ese afán de ser lo que no se es? ¿Por qué se obvia la coletilla "de interiores"? Creo que lo único que hace es crear confusión y avivar la frustración de unos y los humos de otros.



Y tú, ¿qué eres? ¿qué dices que eres? ¿qué quieres ser?



Ricky.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...