miércoles, 4 de diciembre de 2013

Faros de España. Proyectos de arquitectura.

Una excelente iniciativa, eso es lo que pensé cuando oí la noticia de que el Ministerio de Fomento había decidido darles un nuevo uso a los casi 400 faros que tenemos en España.

Concretamente son 387 hoy en día, de los cuales sólo están habitados entre 50 y 60. 

Los faros eran construcciones concebidas como medidas marítimas de señalización para el guiado de los barcos cuando llegaban a la costa. Fueron utilizados desde la antigüedad hasta el silgo XX como medida visual para evitar colisiones durante la noche, ejemplo de ello es el famoso Faro de Alejandría construido en el siglo III a.C. y que fue una de las siete maravillas del mundo antiguo.  



Sin embargo y gracias a los avances tecnológicos, estas medidas visuales se han ido sustituyendo por otras medidas acordes a los tiempos actuales y han ido cayendo en desuso.

Pero el patrimonio construido es tan bello como abundante. España está rodeada de costa y por sus aguas han navegado millones de embarcaciones durante siglos, así que tenemos kilómetros de acantilados inundados de luz proveniente de éstos faros.

Sin duda no podemos dejar pasar la oportunidad de reutilizarlos, son edificios magníficos y están situados en localizaciones privilegiadas, con vistas inigualables y sin vecinos que te impidan dormir. La verdad es que la iniciativa es estupenda, así que aprovecho para felicitar a la señora ministra porque creo sinceramente que la idea es fenomenal. 

Esta iniciativa del ministerio se ha llamado "Faros de España" y seguro que traerá consigo trabajo, turistas y reconocimiento internacional. La idea es convertir estos faros en hoteles, cada uno en la medida de sus posibilidades sin mermar su aspecto ni el de su entorno.

Es decir, darles una nueva vida para que todos podamos disfrutar de ellos y al mismo tiempo generar otros tantos negocios, desde la explotación del hotel en sí, hasta los proyectos de arquitectura que los harán realidad, con lo que como arquitectos nosotros estamos muy satisfechos también.

Como diría Luis Piedrahita en "El Hormigero", para llamar a éstos edificios que carecen de nombre:

     "Yo propongo: FARADORES", y ahora como nuestras vidas, ya tienen un significado.

¿Qué os parece la iniciativa a vosotros?

Pablo.

2 comentarios:

  1. será estupendo pasar un fin de semana mirando al mar desde uno de estos faros reconstruídos!

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...