lunes, 16 de diciembre de 2013

Los arquitectos de hoy saben menos

Los arquitectos que salen de la facultad hoy saben mucho menos que los arquitectos de hace 30 o 40 años en las mismas condiciones. Es sólo una teoría pero voy a tratar de argumentarla.

Creo que la tecnología ha hecho mucho daño a la arquitectura. No quiero tirar por tierra toda la ayuda que la tecnología nos ofrece puesto que no sería justo, gracias a ella los proyectos son más exactos, más ajustados y es más fácil cambiarlos sin tener que empezar de cero a dibujarlos dado que tenemos las herramientas para hacerlo, pero eso nos ha hecho más débiles.

Por una parte quiero hacer una crítica a la manera de enseñar la arquitectura en las facultades. Se exige que los alumnos sepan tanto de arquitectura como los profesores, lo que está muy bien, sin embargo el alumno se encuentra en una situación de tener que aprender muchas cosas al mismo tiempo y lamentablemente no pueden ser todas acerca de arquitectura o de construcción.




El alumno se pasa la mitad de su tiempo aprendiendo las herramientas informáticas necesarias para "convencer al profesor" de que su proyecto es bueno, tiempo que no dedica a hacer que en realidad su proyecto sea bueno de verdad. Eso no ha pasado durante casi todo el siglo XX, excluyendo quizá los últimos 15 años. La herramienta era el lápiz, la tinta y el papel y ha sido así durante mucho tiempo.

Así que todo lo que había que hacer era Aprender Arquitectura y Aprehender de la Arquitectura. No cabía otra posibilidad, todos los estudiantes tenían las mismas herramientas, cuyo manejo experto podía llevarles un par de meses a lo sumo. Tenían mucho tiempo que dedicaban a aprender lo importante de verdad, la arquitectura en estado puro.

Los alumnos de hoy se tiran 3 cursos al menos estudiando a los grandes maestros, pero no a Mies, Wright, Koolhaas, Aalto, Saarinen... no no, no nos equivoquemos, se tiran 3 años estudiando las bondades de Autodesk, Adobe, Office, Presto... para poder representar lo que en realidad no saben y que resulta ser lo más importante.

Y ésto, que es la pura realidad, va en detrimento de la calidad de lo representado. Gráficamente somos unos expertos, somos capaces de representar lo que hace 40 años era imposible, delegando en una figura inexistente lo que en realidad significa la arquitectura.

¿Y por qué ésto es así?

Tengo que decir que en las escuelas de arquitectura los proyectos frecuentemente son corregidos por comparación. Pero no con grandes arquitecturas, si no con el resto de los proyectos que se presentan. Así que la nota asignada al mejor define el resto, que por comparación son peores. No estudié hace 40 años, aunque me temo que esta técnica sería similar.

El problema es que a menudo "se convence" al profesor de que algo es bueno cuando esto es "discutible". Y ¿cómo se convence al profesor?, a través de la representación gráfica. Es decir, el que mejor domine las herramientas puede ser el que mejor nota saque y no el que haya resuelto mejor los espacios, los cerramientos, las estructuras... eso, lamentablemente cuenta poco.

Conclusión

El "aprendizaje" de la arquitectura de hoy se ha sustituido en gran medida por el estudio de los métodos de representación. Todo se basa en ser el mejor en ganar un concurso, que al final es lo que es aprobar un curso de proyectos.

Esto, junto con la escasa formación empresarial, económica o de gestión de un proyecto que dan en las escuelas de arquitectura, hacen del recién titulado un arma de dibujar pero con escasa o nula capacidad para proyectar. Y proyectar no es sólo cuestión de dibujar o hacer maquetas, también hay que saber hablar con el cliente, entender los programas de necesidades, saber hacer las gestiones con el ayuntamiento, con el colegio oficial, con Hacienda... de todo eso, nada de nada.

Eso es lo que olvidan en las escuelas de arquitectura, que no todo en el proyecto es la representación si no la resolución. No se prepara a los arquitectos para enfrentarse al mundo real si no al mundo de los concursos de ideas. 

Por eso digo y sin temor a equivocarme, que la tecnología está haciendo mucho mal en las escuelas y que éstas además hacen la vista gorda a los problemas reales de sus futuros arquitectos, aceptando que lo primero es más importante. La tecnología es un medio, no un fin.

Por eso he titulado esta entrada así. Si a igualdad de años, antes se pensaba la arquitectura, ahora hay que encajar con calzador el estudio de un montón de años de representación para aprender lo mismo. Evidentemente esto es imposible. Así que los arquitectos licenciados en los 70 sabían más que los licenciados hoy. 

¿Qué pensáis vosotros?.

Pablo.




2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo.

    Recuerdo una anécdota de cuando estaba con el PFC...estaba para entrar a una tutoría de instalaciones y un tipo, compañero mío durante toda la carrera, por lo que deberíamos saber más o menos lo mismo, me dijo: "oye, qué es una arqueta y cuántas pongo"...eso si, como dice Pablo, todo muy bonito y bien representado, pero el contenido...

    En fin...

    ResponderEliminar
  2. No si te digo yo que el título te lo dan por cansino a veces, no porque de verdad lo merezcas, es como lo del carnet de conducir.

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...