miércoles, 18 de diciembre de 2013

Meritocracia o nepotismo.

Lo primero una definición de cada término aplicada al trabajo:

- Meritocracia: alcanzar posiciones jerárquicas logradas en base al mérito, hay una predominancia de valores asociados a la capacidad individual o al espíritu competitivo


- Nepotismo: desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos.


En todos los trabajos nos venden que para alcanzar un puesto mejor, para ascender y progresar, hay que trabajar duro muy duro, y que de los resultados de nuestro esfuerzo obtendremos un ascenso o promoción.

Así que te partes el espinazo y lo das todo para ver como se pasea por delante de ti alguien que sabes que no ha hecho nada especial para merecer una promoción.


Pues bien, ESTO ES FALSO la mayoría de las veces y ya no solo en lo concerniente a los trabajos, esto se puede dar en todos los ámbitos de la vida.

Estamos hartos de ver en los medios de comunicación y en conversaciones que nos cuentan nuestras amistades o familiares, como al tal persona "parece" que se le está dando un trato de favor, y vaya, luego resulta que esa persona es el hijo o sobrino de alguien. Seguramente sus resultados no son tan espectaculares como los de otras trabajadores que están al mismo nivel, pero la meritocracia (falso, en realidad es nepotismo) se impone en esta sociedad, esta persona asciende.

Es curioso, al buscar las definiciones en internet para arrancar la entrada, en cualquier sitio que buscaba, en la definición de nepotismo hacía referencia al empleo público. Por desgracia en un país como el nuestro en el que si ocupas un empleo en el funcionariado público te vuelves intocable, es muy normal que se den este tipo de prácticas.

Véanse los propios cargos en el gobierno, los ministerios y otros cargos público se otorgan a dedo, o me puede explicar alguien como una persona cuya educación se reduce a estudios primarios puede llegar hasta un cargo de esos. Su único mérito es haber metido la cabeza en un partido político y haberse arrimado al árbol correcto para promocionar, vaya!!!, de nuevo nepotismo.


Un ejemplo en nuestra profesión: las ECLUs.

Esto que cuento a continuación es una opinión personal, que conste para que luego nadie me diga nada.

¿Cual es mi opinión sobre la creación de estas entidades? Pues sinceramente, creo que se crearon porque había que colocar a alguien en algún sitio.

¿En qué me baso para dar esta opinión? Se supone que se crearon para desatascar y agilizar el proceso de licencias, bien, años después de su creación, los plazos siguien siendo los mismo o mayores, al final se duplica el proceso de requeridos, expedientes, visitas...ya que una vez superas a la ECLU tienes que pasar el mismo proceso por parte del AGLA (Ayuntamiento).

Pero lo más importante, leí un artículo que decía que desde la implantación de estas entidades las tasas para montar un negocio se habían incrementado un 190 %, prueba clara de que existía la necesidad de colocar a alguien y que ganara.

Conclusión.

Ya que es sabido por todos que estas prácticas se dan, digo, ¿por qué ese empeño en ocultarlas? Para mi no hay nada peor que me mientan a la cara, y me vendan que el personajillo de turno está donde está porque hace las cosas mejor que los demás.

Que opinais, ¿merotocracia o nepotismo?


Ricky.

2 comentarios:

  1. ¿De verdad en España se escoge a dedo?, no se no se... no me suena.

    ResponderEliminar
  2. En España se paga por todo dos veces, pagamos porque pongan a alguien a dedo y pagamos por segunda vez cuando hay que arreglar el estropicio del incompetente de turno que han puesto a dedo.

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...