jueves, 12 de diciembre de 2013

Te puede tocar a ti. Condena por defectos de construcción en proyecto de Thom Mayne

Todos conoceréis a Thom Mayne, de Morphosis, un estudio de arquitectura que se puso de moda hace unos años y que ha dado proyectos y obras interesantes al mundo de la arquitectura. Fue premio Pritzker de arquitectura en 2005 y el proyecto del que os voy a hablar hoy llegó a exponerse en el MOMA de New York.


Yo, personalmente, tuve la fortuna de asistir a una conferencia suya en Madrid hace unos años, donde habló un poco de todo y en concreto del, por entonces proyecto, de esta obra. Me pareció realmente interesante la idea de que la misma cubierta de unas piezas se levantara y se convirtiera en fachada , dotaba al conjunto de una continuidad increíble.


Personalmente creo que la fachada que se levanta debería coger más altura, pero ahí ya nos metemos en condiciones urbanísticas.




El proyecto.


El proyecto se planteó, evidentemente, cuando estábamos en plenas "vacas gordas" en España, la promotora de la misma, la EMV. Todo valía.


Fue la etapa de los proyectos de estudios punteros en los PAUs, véase también el edificio Mirador de MVRDV y muchos otros más.

Había dinero para todo, pero lo de siempre, lo que no había eran ganas de hacer las cosas con las calidades oportunas y correctas mencionadas en proyecto, y no empezar a recortar y recortar para que unos ganaran más y más dinero.

En estos proyectos se destruye más que nunca los equilibrios de costes entre proyecto-promotor-constructor, ¿por qué? sencillo, si lo normal es que al proyecto se le destine un 10-15% del presupuesto de ejecución material (PEM) y el resto se lo repartan, llevándose la obra la mayor parte del mismo, en los casos en los que hay que pagar a un "arquitecto estrella", éste seguro seguro que se lleva mucho más del presupuesto total, y claro, ni el promotor ni el constructor van a dejar de ganar lo suyo, por lo que hay que abaratar, ¿de dónde? de la obra, de los materiales, de los acabados...

Los problemas.

Desde el principio, nada más entrar a vivir, los vecinos empezaron a quejarse de desperfectos, grietas, goteras...pero llegaron los problemas de integridad estructural, y con ello las denuncias.

Antes de llegar a ese punto, la EMV destinó un fondo a solventar estos desperfectos iniciales, pero fue insuficiente, y los vecino llegaron a los tribunales.

Años después de que se entregaran las llaves celebrado como un éxito de edificio sostenible a "bombo y platillo", los vecinos tienen que hacer continuamente frente a defectos en la construcción.

La sentencia.


Un juzgado de Madrid ha condenado a la EMV y la constructora (promotor y constructor) a pagar 770.440 € en concepto de imdemnizaciones.


Es muy probable que no vean debido a que seguramente se recurra la sentencia, y  a ver quien puede con el Ayuntamiento de Madrid, "con la iglesia hemos topado".


Conclusión.

Me parece correcto el hecho de que la resolución de la denuncia se oriente hacia los verdaderamente responsables. No estoy defendiendo el proyecto, pero muchas veces como arquitectos hacemos un proyecto CORRECTO y cuando se llega a obra empiezan los cambios, los ajustes de calidades y costes, etc...hechos que muchas veces pagamos nosotros directamente ya que somos los responsables de todo, e incluso de la obra si somos dirección facultativa.

Por último os lanzo dos preguntas:

¿Veis correcta la sentencia? ¿Creéis que llegarán los vecinos a ver el dinero?

Ricky.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...