lunes, 30 de diciembre de 2013

Gordon Matta-Clark, el artista arquitecto o viceversa.

Hoy quiero recordar la figura de un artista que, evidentemente, conocí durante la carrera y que en su diía me pareció diferente: se trata de Gordon Matta-Clark.

Gordon Matta Clark, nació y murió en New York (1943-1978), su arte pasa por la intervención en los espacios arquitectónicos en su último estado, previo a su destrucción, por lo que su arte es completamente fugaz, ya que está condenado a la desaparición. A este modo de manifestación artística se le llamó "building cuts" o "cortes de edificios".

Comenzó estudiando filosofía para más tarde estudiar arquitectura, pero nunca ejerció como tal ya que él no se consideraba a sí mismo como un constructor, sino un deconstructor, muestra de lo que más tarde trascendería de él.


Su legado.



Debido a que el tipo de manifestaciones que realizaba eran completamente pasajeras, la mayoría del legado que ha quedado se reduce a fotografías y filmaciones.

¿Qué hacía Gordon?

Realizaba intervenciones en edificios que iban a ser demolidos. Una de sus intervenciones más famosas es la de la típica vivienda americana construida en ballom frame que parte completamente por la mitad, generando una grieta que permite ver a través de la vivienda.

Otro tipo de intervención típica que realizaba consistía en hacer perforaciones en las plantas, y en ocasiones fachadas, de los edificios generando un núcleo de comunicaciones virtual que unía todas las plantas.

Siempre he pensado que este tipo de intervención, inconscientemente disminuía la escala del edificio, y más cuando lo ves en fotografías, ya que parece que para realizarlo hayan empleado un simple taladro doméstico, y sin embargo estamos hablando del empleo de maquinaria más pesada ya que las perforaciones abarcaban desde tabiques a muros y piezas estructurales.

Quizá este es el concepto que Gordon quería transmitir y por el que se calificaba, para construir un espacio podemos hacerlo simplemente con la colocación de ladrillos y otros materiales, pero para deconstruir el mismo espacio debemos restarlos.


No sólo de arquitectura vive el hombre.

Indagando más en su biografía, he descubierto este dato que desconocía.

En 1971, Matta-Clark junto a Carol Gooden funda “Food”, en el SoHo de Nueva York, un restaurante dirigido y atendido por artistas. El restaurante se convirtió en referente de artistas de la época, en un lugar de encuentro para artistas como Philip Glass Ensemble, Mabou Mines, y los bailarines de Grand Union.

También se convirtió en un referente en cuanto a cocina por el uso de alimentos exóticos.

Conclusión.

Podríamos decir que lo que hacía Gordon era un modo de reciclaje de espacios, pero un reciclaje curioso, ya que una vez realizada la intervención, los edificios, viviendas o espacios resultantes no eran aptos para habitarlos, sino que quedaban convertidas en obras de arte, quizá en esculturas.

¿Y tú, conocías a Matta-Clark?

Ricky.

jueves, 26 de diciembre de 2013

¿Para qué sirve un arquitecto?

He estado últimamente leyendo algunos artículos sobre arquitectura en distintos periódicos y lo que realmente me ha llamado la atención no ha sido el contenido en sí del artículo si no de los comentarios que los acompañan. 

La mayoría de los comentarios, en tono despectivo, increpan a los arquitectos de muchas maneras. Por un lado diciendo lo mucho que nos hemos forrado como arquitectos, por otra parte linchando a los arquitectos por haber hecho verdaderas barbaridades sin sentido y fuera de todo presupuesto, que en muchas ocasiones han ido en perjuicio de las comunidades autónomas o de los ayuntamientos, es decir, al bolsillo de todos. 

De vez en cuando un comentario intenta justificar la obra de los arquitectos (escrito por un arquitecto seguramente), a ese pobre que se ha metido en la jungla le linchan a través de comentarios... digámoslo suave: soeces.



lunes, 23 de diciembre de 2013

Arquitecto (superior), arquitecto técnico, arquitecto interiores (=decorador)

Bueno, lo primero de todo, NO TRATO DE PROVOCAR POLEMICA, el que se sienta atacado, lo siento, no es mi intención.


Quizá con el título de la entrada no se transmita lo que quiero, más que una definición o una diferenciación de cada uno de ellos, pretendo llegar a establecer, ya no competencias, sino que cada uno quede en su sitio.



Tengo un compañero que es arquitecto técnico (aparejador vamos...) que cada vez que oye eso de arquitecto superior le salta un fusible en la cabeza, y tiene toda la razón del mundo, no existe una titulación que sea arquitecto superior, si existe arquitecto. Así que cuando un cliente le mencionado lo de arquitecto superior, muy amablemente le explica la diferencia.


Un arquitecto, yo mismo, tiene una formación técnica y, le pese a quien le pese, artística. Con artística no me refiero a que nos vayamos a pintar cuadros, no, nos hemos comido en la carrera 4 años de arte e historia del arte para empaparnos de estilos corrientes etc. Algo parecido ya lo trato Pablo en una entrada suya: por que los ingenieros no deben hacer arquitectura , aunque hacía la comparativa con ingenieros está bien para establecer formaciones.


Si quitamos esta formación artística y añadiendo bastantes más conocimientos de los procesos que atañen a la obra encontramos la figura del arquitecto técnico. A mi parecer desempeñan una función muy importante en toda obra, haciendo la coordinación y porque no decirlo, resolviendo muchos marrones.



Bien, hasta aquí todo claro. Esta entrada se me ocurrió hace unos días cuando conocí en una visita a un local a una mujer que era, según transmitía ella, arquitecto y diseñadora de interiores, y en realidad era arquitecto técnico y si, decoradora. Pero si vende que es arquitecto, entiendo que es arquitecto (superior), y claro, en cuanto llegó el momento de dar una solución técnica un hueco que había que abrir en el forjado, se descubrió, evidentemente no tenía ni idea.



No es la primera vez que me encuentro con este caso, de hecho los primeros confundidos son los propios clientes. Cuantas veces me ha dicho un cliente: "¿pero eres arquitecto de verdad o decorador?". Entiendo que con "arquitecto de verdad" quiere decir arquitecto.



¿Por qué a los decoradores de interiores se les llama arquitectos? No lo entiendo, creo que esa palabra lleva consigo toda esa formación técnica que he mencionado antes, repito de nuevo NO TRATO DE PROVOCAR POLEMICA, no quiero que nadie se sienta ofendido, es más, agradezco comentarios y explicaciones de todo tipo.



Pero insisto, ¿son pretensiones, es tratar de abarcar más mercado o simplemente es un error por una aclaración no hecha a tiempo?, no lo se.



Conclusión.



¿Por qué ese afán de ser lo que no se es? ¿Por qué se obvia la coletilla "de interiores"? Creo que lo único que hace es crear confusión y avivar la frustración de unos y los humos de otros.



Y tú, ¿qué eres? ¿qué dices que eres? ¿qué quieres ser?



Ricky.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Soy arquitecto, y ahora que...

Haciendo un análisis de las búsquedas con las que se llega a nuestro blog, una nos ha llamado mucho la atención: soy arquitecto y ahora que.

En muchas entradas de las que hemos ido creando hemos analizado la situación actual, las salidas que pueden tomarse y sobre todo, qué hacer cuando está todo parado pero quieres intentar montar algo por tu cuenta.

A grandes rasgos hay dos opciones: buscar fortuna fuera o quedarte y tratar de buscar (generar) tus propios encargos.

Todo empezó con: Se puede ser arquitecto autónomo en España donde se analizaban y establecían los gastos que se generan del ejercicio de la profesión, y a que ingresos deberías llegar para sobrevivir de la arquitectura: cuanto hay que proyectar para ser mileurista.

Tratamos también el exilio: Arquitectos españoles en China una mirada a todos aquellos que han buscado fuera lo que no hay en nuestro propio país.


miércoles, 18 de diciembre de 2013

El trabajador del siglo XXI. Se busca a un da Vinci.

Imagino que todos conoceréis este dibujo con anotaciones de Leonardo da Vinci, probablemente junto con la Gioconda sean las representaciones más famosas del genio italiano.

El Hombre de Vitrubio es un compendio de las perfectas proporciones físicas en el Renacimiento. Pero más allá de la representación gráfica o escultórica de lo que un hombre debía medir en el Renacimiento se encontraba lo que debía ser, saber o pensar.

El hombre del Renacimiento no sólo debía tener una morfología perfecta si no que además debía cultivar una serie de disciplinas que le harían sublime.

Tales disciplinas eran la filosofía, la pintura, la escultura, la pintura, la música, la ingeniería, la literatura, la arquitectura... y todas aquellas que de alguna manera inspiraran el alma, que le hicieran llegar al conocimiento a través del arte en cualquiera de sus manifestaciones.

Por supuesto fueron muy pocos los que consiguieron alcanzar ese ideal renacentista, una élite, un puñado de genios. Raphael, Da Vinci, Botticelli, Miguel Ángel, Bramante, quizá sean los más conocidos. Todos ellos reunían las capacidades necesarias para alcanzar el ideal renacentista a través de esas disciplinas. 

¿Quiere decir eso que no había más artistas?. Por supuesto que los había, algunos también han llegado a nosotros a través de la historia, otros han pasado al olvido por no haber tenido una obra tan extensa o tan representativa, pero no por ello eran incapaces de hacer su trabajo o realizar bellas obras de arte.

El Hombre de Vitrubio del siglo XXI

Como la historia es cíclica, pendular, polarizada y oscilante, nos hallamos ante situaciones que el mundo ya ha conocido antes. El problema de hoy no es que algunos pocos pretendan alcanzar un ideal de conocimiento ilimitado y a través de las artes. El verdadero problema es que hoy se exige ese conocimiento a través de las ofertas de trabajo. Lo que hace 5 siglos se buscaba y sólo unos pocos alcanzaban, es lo que se espera de todos para poder optar a un puesto normal.

Lo cierto es que ni se necesita un MBA para servir hamburguesas ni tres idiomas para hacer fotocopias. Se buscan futuros presidentes o consejeros delegados para desempeñar funciones irrelevantes, cuando ni todos pueden ni todos deben. 

No hay trabajo, eso es un hecho, ya lo he comentado en muchas ocasiones, buscar un trabajo es un trabajo en sí mismo, encontrar un trabajo hoy es prácticamente una quimera, y si no tienes un cuñado colocado menos aún. Consecuencia de ésto es la tendencia alcista de los requerimientos para optar a un puesto, aunque sea en prácticas.

Se espera de los aspirantes que tengan carrera(s), máster(s), idiomas, capacidades, aptitudes, experiencia... Me vais a permitir que llame a ésto la búsqueda del da Vinci del siglo XXI.

La verdad es que pienso que se pretende tener entretenida a la gente estudiando muchísimo para poder entrar en el mundo laboral, justificando a través de montañas de títulos sus conocimientos. Pero además resulta que los mismos que hacen esas exhaustivas búsquedas de genios, para ocupar puestos mediocres luego sean los que enarbolen la expresión de las "titulitis" de los aspirantes. No hay coherencia en sus manifestaciones.

Sinceramente pienso que los "Leonardos" nacen y no se hacen, por mucho que el mundo laboral lo exija.

¿Qué opináis vosotros?

Pablo.  




Meritocracia o nepotismo.

Lo primero una definición de cada término aplicada al trabajo:

- Meritocracia: alcanzar posiciones jerárquicas logradas en base al mérito, hay una predominancia de valores asociados a la capacidad individual o al espíritu competitivo


- Nepotismo: desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos.


En todos los trabajos nos venden que para alcanzar un puesto mejor, para ascender y progresar, hay que trabajar duro muy duro, y que de los resultados de nuestro esfuerzo obtendremos un ascenso o promoción.

Así que te partes el espinazo y lo das todo para ver como se pasea por delante de ti alguien que sabes que no ha hecho nada especial para merecer una promoción.


martes, 17 de diciembre de 2013

Valdebebas, el último despropósito del urbanismo.

Hoy iba a una visita con Pablo, me preguntaba dónde estaba Valdebebas exactamente, y casualmente he pasado últimamente por allí, luego he podido responderle afinando mucho.

Total, que hemos empezado a hablar del tema y le he contado todo lo que sabía.


Por suerte hace unos años colaboraba con un estudio de Paisajismo: dehesadelajara.com y tuvimos a bien participar en un concurso para el parque forestal del Valdebebas. El parque forestal objeto del concurso tenía la misma superficie que la que se destinaba a viviendas.


Había que hacer una propuesta para darle un poco de sentido y usos a toda esa gran superficie de verde, se intervenía en una zona, ya que el resto se dejaba tal y como estaba.


Ahora bien, ¿por qué digo eso de: el último despropósito del urbanismo? Pues por varias razones.

La primera de ellas es que NO APRENDEMOS DE LOS ERRORES. No es la primera ampliación de ciudad que se acomete en Madrid, tenemos los ejemplos vivientes de los PAUs, que es una manera de hacer ciudad tan válida como otra, pero que está completamente desproporcionada y fuera de escala.

Las vías son demasiado anchas, tanto en aceras como calzada, para las alturas de los bloques de los edificios que allí se erigen, es decir, esos viales, con esos anchos, podrían perfectamente soportar edificios de 20 plantas y ser un vial todavía de un ancho más que generoso.

Las calles son eriales, por las que aunque paseen 300 personas no se va anotar que hacen bulto.

En segundo lugar, y ya en el ejemplo concreto de Valdebebas. Se ha invertido muchísimo dinero en los suelos, las zonas verdes entre los edificios, en palabras de un chico con el que colaboré en el mencionado concurso y que había trabajado en el proyecto urbano: "es tremendo, se han gastado dinero en introducir vegetación que no parece que vaya a sobrevivir en este clima".

Y por cosas como estas digo que no se aprende, de los PAUs se podían haber obtenido unas conclusiones para tratar de hacer más acogedora la ciudad, y que cuando camines no tengas la sensación de ser el único que camina por esas calles.

Yo que resido en un PAU, os puedo asegurar que por más que trates de cruzarte con otro peatón, puedes pasar a metros de distancia y aun sobrar acera.

Y vosotros, ¿vivís en un PAU? ¿os une alguna experiencia a este tipo de ciudad?

Ricky.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Los arquitectos de hoy saben menos

Los arquitectos que salen de la facultad hoy saben mucho menos que los arquitectos de hace 30 o 40 años en las mismas condiciones. Es sólo una teoría pero voy a tratar de argumentarla.

Creo que la tecnología ha hecho mucho daño a la arquitectura. No quiero tirar por tierra toda la ayuda que la tecnología nos ofrece puesto que no sería justo, gracias a ella los proyectos son más exactos, más ajustados y es más fácil cambiarlos sin tener que empezar de cero a dibujarlos dado que tenemos las herramientas para hacerlo, pero eso nos ha hecho más débiles.

Por una parte quiero hacer una crítica a la manera de enseñar la arquitectura en las facultades. Se exige que los alumnos sepan tanto de arquitectura como los profesores, lo que está muy bien, sin embargo el alumno se encuentra en una situación de tener que aprender muchas cosas al mismo tiempo y lamentablemente no pueden ser todas acerca de arquitectura o de construcción.




El alumno se pasa la mitad de su tiempo aprendiendo las herramientas informáticas necesarias para "convencer al profesor" de que su proyecto es bueno, tiempo que no dedica a hacer que en realidad su proyecto sea bueno de verdad. Eso no ha pasado durante casi todo el siglo XX, excluyendo quizá los últimos 15 años. La herramienta era el lápiz, la tinta y el papel y ha sido así durante mucho tiempo.

Así que todo lo que había que hacer era Aprender Arquitectura y Aprehender de la Arquitectura. No cabía otra posibilidad, todos los estudiantes tenían las mismas herramientas, cuyo manejo experto podía llevarles un par de meses a lo sumo. Tenían mucho tiempo que dedicaban a aprender lo importante de verdad, la arquitectura en estado puro.

Los alumnos de hoy se tiran 3 cursos al menos estudiando a los grandes maestros, pero no a Mies, Wright, Koolhaas, Aalto, Saarinen... no no, no nos equivoquemos, se tiran 3 años estudiando las bondades de Autodesk, Adobe, Office, Presto... para poder representar lo que en realidad no saben y que resulta ser lo más importante.

Y ésto, que es la pura realidad, va en detrimento de la calidad de lo representado. Gráficamente somos unos expertos, somos capaces de representar lo que hace 40 años era imposible, delegando en una figura inexistente lo que en realidad significa la arquitectura.

¿Y por qué ésto es así?

Tengo que decir que en las escuelas de arquitectura los proyectos frecuentemente son corregidos por comparación. Pero no con grandes arquitecturas, si no con el resto de los proyectos que se presentan. Así que la nota asignada al mejor define el resto, que por comparación son peores. No estudié hace 40 años, aunque me temo que esta técnica sería similar.

El problema es que a menudo "se convence" al profesor de que algo es bueno cuando esto es "discutible". Y ¿cómo se convence al profesor?, a través de la representación gráfica. Es decir, el que mejor domine las herramientas puede ser el que mejor nota saque y no el que haya resuelto mejor los espacios, los cerramientos, las estructuras... eso, lamentablemente cuenta poco.

Conclusión

El "aprendizaje" de la arquitectura de hoy se ha sustituido en gran medida por el estudio de los métodos de representación. Todo se basa en ser el mejor en ganar un concurso, que al final es lo que es aprobar un curso de proyectos.

Esto, junto con la escasa formación empresarial, económica o de gestión de un proyecto que dan en las escuelas de arquitectura, hacen del recién titulado un arma de dibujar pero con escasa o nula capacidad para proyectar. Y proyectar no es sólo cuestión de dibujar o hacer maquetas, también hay que saber hablar con el cliente, entender los programas de necesidades, saber hacer las gestiones con el ayuntamiento, con el colegio oficial, con Hacienda... de todo eso, nada de nada.

Eso es lo que olvidan en las escuelas de arquitectura, que no todo en el proyecto es la representación si no la resolución. No se prepara a los arquitectos para enfrentarse al mundo real si no al mundo de los concursos de ideas. 

Por eso digo y sin temor a equivocarme, que la tecnología está haciendo mucho mal en las escuelas y que éstas además hacen la vista gorda a los problemas reales de sus futuros arquitectos, aceptando que lo primero es más importante. La tecnología es un medio, no un fin.

Por eso he titulado esta entrada así. Si a igualdad de años, antes se pensaba la arquitectura, ahora hay que encajar con calzador el estudio de un montón de años de representación para aprender lo mismo. Evidentemente esto es imposible. Así que los arquitectos licenciados en los 70 sabían más que los licenciados hoy. 

¿Qué pensáis vosotros?.

Pablo.




viernes, 13 de diciembre de 2013

Programas "borregos" de radio mañaneros.

¿Cuándo se aplica el calificativo "borrego" a algo? Pues entiendo que cuando algo es todo es igual.

El caso es que esta mañana me encontraba yo en mi atasco de todas las mañanas, mi atasco "borrego", y he prestado atención a la radio, he ido cambiando de emisora y todos los programas eran iguales.

En todos había un sección en la que hacían una broma telefónica o se la gastaban a alguien por la calle y la grababan. Luego estaba el mensaje, alguien llamaba a la radio para darle un mensaje a alguien, casi siempre eran parejas, y digo yo:

- ¿no será más fácil cuando llegues a casa decirlo? Pues no, lo que mola es que te enteres al tiempo que el resto de los oyentes de programa de turno y escuche tu reacción, y ahí es cuando DISFRUTA EL PRESENTADOR, esto vende!!!.



jueves, 12 de diciembre de 2013

A quien modula, Dios le ayuda

No recuerdo dónde escuché esta frase por primera vez, pero es una verdad como un templo. Cuando nos encontramos frente a un proyecto que tenga cierta envergadura, tanto en programa como en superficie, a menudo es la mejor manera de simplificar el proyecto. No es ninguna tontería lo de modular, por muchos y muy diferentes motivos. 

¿Qué significa modular?

Centro de distribución de Renault.
Norman Foster, repetición de módulos.
Como os podéis imaginar, modular es hacer un módulo, literalmente. Pero es mucho más que eso, es generar un espacio que se pueda repetir y que por acumulación nos de un resultado que resuelva al mismo tiempo un programa complejo y una gran superficie donde encajarlo.

Pero también se pueden modular elementos de fachadas, o núcleos de comunicaciones, o formaciones de cubiertas... o lo que queráis.

¿Cómo se hace un módulo?

Al ser figuras que se van a repetir, tanto elementos puntuales como espacios generales hay que buscar un criterio que nos ayude a organizar el conjunto. Ese criterio, como he comentado antes, puede estar asociado al programa del edificio.

Si vamos a modular un espacio lo más común es generar el módulo a través de la estructura, desde un pórtico sencillo hasta un emparrillado de pilares. Lo único que tendremos que hacer es repetir para obtener la distribución que deseemos.

¿Para qué sirve modular?

Modular es una manera sencilla de simplificar la ejecución de los proyectos, nos ayudará a la hora de dibujarlos, de encajarlos, de acotarlos, de hacer las mediciones y los presupuestos y por supuesto los cálculos, tanto de las estructuras como de sus instalaciones.

Aquí meteré un ejemplo que es siempre la mejor manera de verlo.

En una ocasión hice una visita a unos amigos (ingenieros agrónomos) que estaban haciendo un proyecto para una industria agroalimentaria. En realidad constaba de muchísimos espacios distintos asociados cada uno a una necesidad del programa. Desde la entrada de la materia prima, una campa con descarga, cámaras de frío, líneas de producciones, controles de calidad, oficinas, controles de tiempos, empaquetado, salida de producción y otra serie de espacios secundarios pero necesarios.

Tangram_pensando el proyecto
Sobre la mesa tenían unos recortes de papel que simulaban a escala los espacios con las superficies que el cliente les había dicho que iba a necesitar. Llevaban tres días jugando con los espacios para conseguir encajarlos, pero la cosa no era facil, el espacio 1 tenía que estar conectado con el 3 pero sin pasar por el 2. Éste a su vez debía de estar conectado con el 5 pero sin pasar con el 4, que alineado con el 6 no debía de ser más grande que el 3... Podéis imaginaros el lío que tenían encima de la mesa.

En realidad no habían comprendido el sentido final del proyecto. Por una parte, lo que el cliente necesitaba era sacar adelante un proyecto que no era más que una simple transformación de materia, las superficies eran aproximadas y no exactas y además el solar no era ningún problema.

Por otra parte el proceso estaba muy claro Recepción Materia Prima ----> Procesado ----> Salida del Producto. No era más difícil que eso. Pues lo más lógico era generar una línea y que alrededor se fueran superponiendo los espacios que iba necesitando. De la misma manera que Henry Ford propuso a principios del siglo XX con la producción en cadena.

Así, lo único que había que crear era un espacio lineal y ésto se conseguía con una seria de pórticos sencillos con celosías en cubierta y un cerramiento sencillo con huecos modulados según se fueran necesitando. Nada más. Cuando se lo propuse se les abrieron los ojos y entendieron que era la manera más efectiva de generar un espacio industrial.

Industria modulada

También tengo que decir que era el primer proyecto que hacían de ese tipo y estaban un poco perdidos, tenían el conocimiento pero no la práctica.

Bueno pues nada, animaros a modular, que os solucionará la mitad del proyecto, pero haced módulos con algún interés, porque para una industria puede no interesar hacer un edificio bello, pero los módulos pueden hacer edificios espectaculares. Ya lo decíamos cuando estudiábamos, "A quien modula Dios le ayuda".

Pablo.



Estrenamos Blog hermano!!!

Hola a todos,

hemos creado un blog hermano de hagoloquehago donde pretendemos dar consejos sobre manualidades, bricolage y todos esos problemas domésticos que os pueden surgir en el día a día y que no sabéis como enfrentaros a ellos. Se llama quiero hacer un...


Hemos colgado una primera entrada que os sonará, pero que hemos repescado porque va muy bien con la nueva temática.

En breve colgaremos más entradas que espero que os sean de mucha utilidad.

Muchas gracias a todos.

El equipo de hagoloquehago.

Te puede tocar a ti. Condena por defectos de construcción en proyecto de Thom Mayne

Todos conoceréis a Thom Mayne, de Morphosis, un estudio de arquitectura que se puso de moda hace unos años y que ha dado proyectos y obras interesantes al mundo de la arquitectura. Fue premio Pritzker de arquitectura en 2005 y el proyecto del que os voy a hablar hoy llegó a exponerse en el MOMA de New York.


Yo, personalmente, tuve la fortuna de asistir a una conferencia suya en Madrid hace unos años, donde habló un poco de todo y en concreto del, por entonces proyecto, de esta obra. Me pareció realmente interesante la idea de que la misma cubierta de unas piezas se levantara y se convirtiera en fachada , dotaba al conjunto de una continuidad increíble.


Personalmente creo que la fachada que se levanta debería coger más altura, pero ahí ya nos metemos en condiciones urbanísticas.



martes, 10 de diciembre de 2013

La sombra de la arquitectura: ampliación de la escuela de Ontario.

Este largo fin de semana he recordado este proyecto que descubrí hace algunos años y hoy os lo traigo para que lo recordéis si lo conocéis o lo conozcáis el que no lo conozca.


Se trata de la ampliación de la Escuela de Arte y Diseño de Ontario, de unos arquitectos llamados Alsop Architects, afincados en Londres y a quienes dedicaremos alguna entrada más porque hacen cosas realmente interesantes.


La ampliación se planteó ya en el año 2000, pero el proyecto no llegaría hasta el 2002, la obra se terminó de construir en 2004, con un presupuesto, según he averiguado, de 42.5 millones de $. Nada como tener presupuesto generoso, aunque se habla que fue muy ajustado, para lograr dar forma a las ideas.

La Escuela original posee un edificio clásico de ladrillo que data de finales del siglo XIX. Lo novedoso de este proyecto es que para dar forma al mismo se realizaron talleres entre alumnos y profesores para transmitir al estudio como debía ser la nueva ampliación. De las ideas surgidas, cobró fuerza la de esta pieza elevada sobre la escuela existente.

La conexión entre ambas es a través de un núcleo de ascensores y escalera, y una segunda escalera cerrada que emerge del edificio original hasta la cara inferior de la ampliación.


lunes, 9 de diciembre de 2013

La catedral de Mejorada del Campo

D. Justo Gallego (1925) tiene ahora 88 años y lleva los últimos 52 haciendo realidad un sueño, levantar la famosa Catedral de Mejorada del Campo, o como ya se conoce allí - La Catedral -.

Probablemente muchos la conozcáis por haber sido el emblema de Aquarius durante el año 2005, cuando salieron obra y creador en la televisión, hecho que le lanzó a la fama y debido al cual ahora forma parte de nuestra memoria colectiva.

Pero ahora se plantea un problema, el edificio no está legalizado y ni el Obispado de Alcalá de Henares ni el Ayuntamiento de Mejorada del Campo se hacen responsables ni del proyecto, ni de la seguridad de los visitantes, ni de la conservación, ni de acabar el edificio. 

Según palabras de D. Justo "El ayuntamiento no hace nada. Ellos cobran impuestos y luego no barren ni la escalera, ni ponen indicadores de dónde está esta catedral".

La verdad es que tengo sentimientos contrapuestos con este edificio.

El corazón me dice que la labor de este hombre es algo más que loable. Toda una vida dedicada a un único fin, levantar una catedral con la sola ayuda de sus manos y la colaboración puntual de gente para los sistemas más complicados.

Que una única persona haya sido capaz de levantar un edificio semejante es algo digno de aplaudir. Algo tan honorable como meritorio.

La cabeza no me dice lo mismo. El hecho es que sólo con mirarla, aunque no se sepa nada de construcción ya te hace dudar de su seguridad y de su integridad. Apenas cumple con los requisitos mínimos de seguridad en un sinfín de materias, tales como: protección contra incendios, seguridad estructural, accesibilidad, salubridad e higiene.

Es decir, como cabría esperar de alguien sin la formación técnica adecuada, no se le puede pedir que cumpla con todos esos criterios que marca la L.O.E a través del Código Técnico.

De esta manera, a él no se le puede exigir que el edificio cumpla con estas materias, pero el resto de la sociedad si puede exigir al edificio que las cumpla, más aun cuando es un edificio de carácter público.

Dicho ésto, la única manera de hacerlo legal es precisamente legalizándolo. Hacer un proyecto de legalización lo puede hacer un arquitecto, pero requiere para ello que cumpla todos los puntos del citado Código Técnico de la Edificación (CTE), además de toda la normativa específica del ayuntamiento de Mejorada. Es decir, habría que hacer un proyecto entero partiendo de la base de lo ya construido y rehabilitando (o demoliendo) lo que fuera necesario para hacerlo legal.

La labor sin embargo no es sencilla. Viendo además el estado de la edificación y la cantidad de actuaciones que habría que llevar a cabo sería de locos aceptar el encargo. Personalmente no lo haría y la razón principal es el desconocimiento total de la situación de lo que no se ve.

Probablemente muchos apartados del CTE pudieran solucionarse de alguna manera más sencilla. Pero, ¿cómo se yo en qué situación se encuentra la estructura?, ¿quién me certifica lo que aguanta ese muro de ladrillo?. Sin un plan de control de calidad que lo avale o una dirección de obra con libro de órdenes no puedo saber qué es lo que se ha hecho o lo que se ha dejado de hacer.

Lamentándolo mucho no puedo estampar mi firma avalando ese proyecto. Sería un suicida. Si mañana se cae no sería culpa de D. Justo, si no la mía, al haber asegurado que estaba bien hecho cuando no lo estaba.

¿Qué opináis vosotros?, ¿haríais un proyecto de legalización?, ¿os arriesgaríais? .

Pablo.







jueves, 5 de diciembre de 2013

¿Envejecimiento prematuro de la arquitectura o vandalismo?

Os formulo una pregunta de partida: cuando se construye ¿para cuánto se hace que dure?.

Evidentemente si no es una obra temporal tipo pabellón para una exposición temporal, la pretensión es que dure lo más posible cualquier cosa que construyamos.

Ahora bien, todo edificio o espacio que se construya o rehabilite requiere de un mantenimiento para que sus condiciones de habitabilidad y funcionalidad perduren todo el tiempo posible, pero siempre hay factores externos que dinamitan esta duración.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Críticos de arquitectura, la ceguera selectiva.

Hay muchas maneras de ganarse la vida, algunas de ellas más agradecidas que otras. Incluso dentro de la misma profesión pueden darse muchas sub-profesiones que penden en mayor o menor medida de la original.

Sin duda una profesión con trayectoria en promocionar personajes relevantes en áreas muy diversas es la arquitectura. La arquitectura ha dado grandes políticos, pensadores, escritores, cineastas, diseñadores, empresarios, profesores... y críticos.

Dos de los peores profesores que tuve en su día en la carrera se ganan la vida hoy haciendo crítica de la arquitectura, lo que por otra parte no me parece mal. El problema surge cuando ninguno de los dos ha construido nada en su puñetera vida.

Sólo se aprende a escribir escribiendo y sólo se aprende a dibujar dibujando. Entonces, ¿Cómo se puede pregonar lo que está bien o mal si no se ha hecho nunca?. Es tan fácil criticar como ser español. O quizá resulte que sea al revés, que el ser español te de cierta superioridad y conocimientos suficientes como para poder criticar.

Entre las cualidades de uno de ellos, recuerdo amargamente como el esfuerzo dedicado a su asignatura era inversamente proporcional a la atención que le dedicaba a mis proyectos. Es más, por alguna razón que nunca llegué a comprender, nunca escuchó lo que tenía que decir. Si yo hablaba él salía de clase para ponerse a hablar con otro. Un día nos visitó un catedrático de otra clase y dijo que las cubiertas de mi proyecto eran espectaculares, que era un proyecto buenísimo.
Se tomó tan mal que alguien le dijera lo contrario de lo que pensaba que me suspendió, es decir una inevitable ceguera selectiva. A un crítico no se le puede llevar la contraria porque se haya en una posesión absoluta de la verdad. Tanto es así que los comentarios desfavorables expresados en su blog son eliminados, pues no está dispuesto a que le contradigan. Un crítico incriticable.

La crítica a los críticos

La verdad es que me da pena, pero no por ellos, si no por la profesión. Afortunadamente hoy estoy orgulloso de tener obra construida. Probablemente ahí radique el problema de su insensatez, no se han visto obligados a dirigir nunca una obra y encontrarse con los ineludibles problemas que surgen de ello (el presupuesto, el cliente, el ayuntamiento...). Esos problemas son los que alejan al proyecto del papel y terminan por definirlo en la realidad.

Supongo que desde su punto de vista teórico, la obra construida es una pura basura y que los proyectos eran lamentables, pues éste mensaje les dejo: 

"Anímense de verdad, que ser arquitecto es bastante complejo, propongan sus servicios, proyecten, dirijan y construyan. Veremos cómo se desenvuelven en el mundo real. Pero aténganse a las críticas que a buen seguro les lloverán, pues no están ustedes exentos de recibirlas."

Que fácil es decir lo mal que algo está desde el sillón de un despacho. 

En cualquier caso, y escrito con pluma que es lenguaje que utilizan, les deseo lo mejor.

Pablo.





Faros de España. Proyectos de arquitectura.

Una excelente iniciativa, eso es lo que pensé cuando oí la noticia de que el Ministerio de Fomento había decidido darles un nuevo uso a los casi 400 faros que tenemos en España.

Concretamente son 387 hoy en día, de los cuales sólo están habitados entre 50 y 60. 

Los faros eran construcciones concebidas como medidas marítimas de señalización para el guiado de los barcos cuando llegaban a la costa. Fueron utilizados desde la antigüedad hasta el silgo XX como medida visual para evitar colisiones durante la noche, ejemplo de ello es el famoso Faro de Alejandría construido en el siglo III a.C. y que fue una de las siete maravillas del mundo antiguo.  



Sin embargo y gracias a los avances tecnológicos, estas medidas visuales se han ido sustituyendo por otras medidas acordes a los tiempos actuales y han ido cayendo en desuso.

Pero el patrimonio construido es tan bello como abundante. España está rodeada de costa y por sus aguas han navegado millones de embarcaciones durante siglos, así que tenemos kilómetros de acantilados inundados de luz proveniente de éstos faros.

Sin duda no podemos dejar pasar la oportunidad de reutilizarlos, son edificios magníficos y están situados en localizaciones privilegiadas, con vistas inigualables y sin vecinos que te impidan dormir. La verdad es que la iniciativa es estupenda, así que aprovecho para felicitar a la señora ministra porque creo sinceramente que la idea es fenomenal. 

Esta iniciativa del ministerio se ha llamado "Faros de España" y seguro que traerá consigo trabajo, turistas y reconocimiento internacional. La idea es convertir estos faros en hoteles, cada uno en la medida de sus posibilidades sin mermar su aspecto ni el de su entorno.

Es decir, darles una nueva vida para que todos podamos disfrutar de ellos y al mismo tiempo generar otros tantos negocios, desde la explotación del hotel en sí, hasta los proyectos de arquitectura que los harán realidad, con lo que como arquitectos nosotros estamos muy satisfechos también.

Como diría Luis Piedrahita en "El Hormigero", para llamar a éstos edificios que carecen de nombre:

     "Yo propongo: FARADORES", y ahora como nuestras vidas, ya tienen un significado.

¿Qué os parece la iniciativa a vosotros?

Pablo.

martes, 3 de diciembre de 2013

PGOUM: tipos de obras en edificios, ¿necesito solicitar licencia?

Hoy os quiero hablar del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), en concreto de la clasificación del tipo de obras que establece.

Esto, que a priori, parece una nimiedad, es muy importante ya que algunas de las obras que se hacen creemos que tenemos que solicitar licencia y no es así, y otros procedimientos que creemos que para iniciar la obra debemos tener el certificado de conformidad o licencia concedida tampoco es así. No todas las actuaciones están sujetas a licencia.

Para saber en que tipo de obra estamos, si necesitamos licencia y cuando podemos iniciar los trabajos necesitamos el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) y la Ordenanza Municipal de Tramitación de Licencias Urbanísticas (OMTLU).

lunes, 2 de diciembre de 2013

¿Muchos pequeños o pocos muy grandes?



Hace muchos años alguien me hizo una pregunta muy parecida. Quien me lo preguntaba era profesor de filosofía en un colegio, la pregunta que me hizo fue exactamente ésta:

¿Es mejor saber poco acerca de muchas cosas o mucho de una sola cosa?

Como era filósofo, intenté responderle en los mismos términos porque ya sabía que respondiera lo que le respondiera me iba a equivocar, como siempre que te hacen una pregunta filosófica.

Le dije que por mucho que lo intentaras nunca serías quien más supieras de una sola cosa y que además ésto era incompatible con no saber nada acerca de otros temas. 

Como no se esperaba que le respondiera eso (por la cara que me puso) me dijo que de nuevo me equivocaba, que la respuesta acertada era saber mucho acerca de muchos temas, lo cual no estaba entre las dos posibilidades que me había planteado. Asombrado, lo primero que noté es que le cambió la cara, como diciendo - te pillé -. 

Sin embargo, hoy me hago la misma pregunta, pero acerca del mundo empresarial, más concretamente con el mundo de la arquitectura.

Ejemplo con la arquitectura

Suponiendo que los honorarios de cualquier elección fueran los mismos para un año de trabajo. ¿Qué sería mejor?, ¿hacer 10 viviendas unifamiliares o un sólo edificio de oficinas?, ¿muchos pequeños o pocos muy grandes?

Hoy la respuesta es sencilla, hay que hacer ambas. Con los tiempos que vivimos es muy raro que se den ambos supuestos y te veas obligado a decidir.

Pero, y cuando la cosa vaya mejor, ¿qué escogeríais?

Si tuviera que decidir si hacer 10 viviendas distintas o 1 edificio de oficinas, probablemente me quedaría con las viviendas y lo explicaré con un ejemplo.

Teniendo en cuenta que el supuesto de las viviendas son 10 encargos distintos y que cada uno tiene una posibilidad de salirte, es algo con lo que hay que contar.

También hay que contar con la posibilidad de que salga el edificio de oficinas, pero puede no hacerlo.

Es decir, si hiciéramos las viviendas podrían salir 6 de las 10 en todo el año, en el caso contrario podrías hacer un enorme edificio o no facturar nada durante 12 meses seguidos.

Es la misma razón que vender bolígrafos de plástico siempre saldrá más rentable a corto plazo que vender plumas estilográficas bañadas en oro.

Por supuesto, tendiendo al infinito los dos resultados serían iguales, pero hay que contar que nuestras vidas no lo hacen, así que hay que ajustar como autónomos, el tiempo que tenemos y cómo queremos dedicarlo.

¿qué habríais escogido vosotros?

Pablo.



Mi última entrada en el blog

Muy buenas a todos, escribo en este blog la que va a ser mi última entrada. Han sido 4 meses intensos en los que he disfrutado muchísimo compartiendo noticias, imágenes, reflexiones y proyectos con vosotros.

Como seguramente muchos de vosotros sabéis escribimos en otros blog y yo he decidido centrarme en el blog de mi estudio de arquitectura propio, por lo que a partir de ahora si queréis leerme podéis hacerlo en el blog hermanado con hago lo que hago que se encuentra en la dirección Estudiomimic.blogspot.com.es



¡¡¡Muchas gracias por todo¡¡¡
Raffmou

El secuestro del espacio público



Como todas las Navidades, por distintas zonas de la ciudad (Madrid), aparecen puestos, mercadillos y demás casetas o pabellones temporales para ofrecer servicios y otras cosas a los ciudadanos, o mejor dicho, para potenciar las ventas durante este periodo.

He estado colgando alguna que otra foto en mi twitter, en concreto de la Plaza de Felipe II, la cual atravieso a diario para ir al estudio, resulta que últimamente no puedo atravesarla, tengo que rodearla, la razón, ver foto...



Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...