martes, 7 de enero de 2014

La performance: Chris Burden.

Tras la entrada que escribí el otro día sobre Gordon Matta-Clark , me vinieron a la cabeza todos esos artistas que estudié durante la carrera y que crearon un arte nuevo. Uno de los movimientos de estos años fue el happening o la performance.


La performance como manifestación artística.


En la década de los sesenta ciertos artistas como George Maciunas, Joseph Beuys, Wolf Vostell, y Nam June Paik empezaron a crear los primeros happenings y conciertos fluxus. Fue la manera de declarar su oposición a tipo de arte al que estábamos acostumbrados, pintura, escultura...ya que el protagonista de la acción no es un objeto sino el sujeto que realiza la manifestación.


El término performance se empleó para denominar ciertas manifestaciones artísticas en el que la obra consta de acciones de un artista o grupo de artistas, cuya duración y ubicación son finitas, es decir, acotadas en el tiempo.

Esta manifestación puede surgir en cualquier momentos y bajo cualquier circunstancia. Implica cuatro conceptos básicos: tiempo, espacio, el cuerpo del artista y una relación entre éste y el público. Todo esto debido a que es un arte efímero y temporal.


La figura de Chris Burden.

Nació en Borton en 1946. Estudió artes visuales, física y arquitectura en California, pero pronto dio indicios de hacia donde dirigía sus "tiros" ya que su tesis de final de carrera fue la obra Five Day Locker Piece, una performance en la que se encerró durante cinco días en su taquilla, lo que provocó una gran polémica entre el personal docente.


El verdadero salto a la fama llegó en los setenta con su obra Shoot, en la que un asistente suyo le disparó con un fusil a 5 metros de distancia, arrancaba su leyenda.


Realizó otras obras muy famosa, como ser crucificado encima de un Volkswagen, o gatear sobre vidrios rotos o ser metido en un saco bajo un coche en medio de la calle.



No solo de performance y "shoots" vive el hombre.

A mediados de los setenta comenzó a crear instalaciones y objetos en oposición a la ciencia y a la política. En 1975 creó el B-Car, que describió capaz de “viajar a 100 millas por hora y recorrer 100 millas por galón”.

Otra obra famosa fue: DIECIMILA (1977), un facsímil de un billete de 10.000 liras, posiblemente el primer trabajo de impresión artística en que con papel moneda se imprime por ambos lados del papel


Una reflexión final.

Por último decir que este periodo, a mi entender, es uno de los más ricos en cuanto a arte se refiere. Acostumbrados al típico arte colgado en paredes o expuesto en salas, estos artistas fueron capaces de crear un "arte" nuevo en cuanto a concepción y sobre todo en cuanto a contenido. 

Cierto es que de muchos ellos solo se pueden conocer por fotografías y vídeos de archivo, pero para mi son igualmente impactantes.

Me gustaría ver a mucho de los escultores y pintores actuales ser capaces de crear una obra tan impactante como las que creo el señor Burden.

¿Conocías a Chris Burden? ¿Qué te han parecido sus obras?


Ricky.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...