martes, 25 de febrero de 2014

Cobrar o no cobrar...esa es la cuestión.

Está va ser una entrada muy rápida que se me ocurrió ayer de camino a casa.

Lamentablemente esta cuestión está a la orden de día....Pablo ya hizo una entrada sobre el tema: ¿Qué puedo hacer si un cliente no me paga? 

Bien, yo hoy voy un poco más lejos y os afirmo, que desde mi postura, es mejor tirar el trabajo a la basura antes que regalarlo, me explico...

Lo primero que debemos hacer es partir de la premisa de trabajar a pago realizado, esto es, para arrancar cobrar una provisión de fondos que irá en función del trabajo que sea y del tiempo inicial que le vayáis a dedicar, por eso esta cifra variará.



Lo segundo, nunca, pero NUNCA, cedáis al "tú mándamelo que luego yo te hago una transferencia"...la respuesta a esto es: "no no, tu hazme la transferencia que yo inmediatamente te lo mando". En este punto, si el cliente tiene prisa pues juega a vuestro favor, porque basta decirle..."mira, yo lo tengo listo para darle a enviar, en cuanto me mandes el justificante de transferencia (vosotros sabréis si con esto os vale...) le doy a enviar y lo tienes".

Y en este punto es en el que digo lo de TRABAJAR A PAGO REALIZADO...prefiero no acabarlo de cobrar entero, recordad que si cobré una provisión de fondos, a entregarlo y que el pago se quede en el limbo.

Tú como te posicionas: ¿entregas y cobras o cobras y entregas?

Ricky.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...