martes, 18 de marzo de 2014

Las redes sociales, ¿son un medio o un fin?

Estamos enganchados a los dispositivos, al ordenador, al móvil, la tablet... La gente no puede evitar ir con alguno en la mano por la calle, en el metro, en su casa... ¿estamos obsesionados?, ¿esperando a que algo increíble e inusual pase de repente?. No lo sé, parece que se ha creado una necesidad en la sociedad por estar enganchados continuamente a un mundo infinito de información que nosotros mismos (por ejemplo este artículo) agrandamos cada día más.

Las redes sociales son un recurso que algunos utilizan para estar conectados con gente, otros para hacer crecer sus negocios, otros simplemente comparten contenido por amor al arte... pero si algo nos une es que todos parecemos estar sometidos a ellas. Al final picamos, empiezas con Facebook, te animas con Twitter, Instagram, al final decides hacer un blog... y poco a poco te vas quedando sin horas al cabo del día para el resto de cosas que solías hacer cuando no existían.

Las redes sociales como fin

El problema comienza cuando se convierten en una obsesión, cuando no puedes separarte de tu dispositivo para ver lo que sea que sigas. La red te ha atrapado y no puedes dejar de actualizar esa página, el Wassap, Analytics... y te desesperas cuando nada cambia. Es entonces cuando el medio se convierte en un fin, se ha convertido en tu nueva droga sofisticada del siglo XXI. Tu vida se articula entorno a la red, eres esclavo de lo que no sabes y necesitas saberlo antes que nadie y además necesitas compartirlo desesperadamente.

La otra manera de obsesionarse con las redes sociales es a través de la monetización (sí, ganar dinero con ello) de tus sitios web, de tus blogs, de tu canal de Youtube... Cuando empiezas piensas: ¡Que bien voy a hacerme rico desde casa sin tener que hacer nada!, diré algo sobre ésto: ES FALSO.

En realidad no tienes ni idea de la cantidad de flujo de visitas que tienes que generar para poder sacar, digamos... 100 euros al mes. Eso puede llevarte años de intenso trabajo. Como puedes ver, en www.hagoloquehago.com sí tenemos puesta publicidad, pero no vivimos de eso, lo poco que genera va directamente para pagar los gastos de la web, el hosting, el diseño, webmaster... este blog lo hicimos porque nos gusta lo que hacemos y queremos compartirlo.

Pero no te puedes obsesionar, refrescando a cada instante las estadísticas de tu sitio, comprobando el comportamiento en las redes sociales... porque prácticamente no hay cambios en minutos, ni en días, a veces ni en semanas. 

No hay una tecla en las redes sociales que cuando la pulsas todo empieza a ir como la seda. Si este es tu caso también estás siendo víctima de una obsesión proveniente del mundo digital y sus acólitas, las redes sociales.

Las redes sociales como medio

Sin embargo son una herramienta muy útil, sobre todo si lo que tienes es un negocio. Todos los empresarios saben el éxito que están teniendo y las necesitan para prosperar. Pero sabiendo hacerlo. Por ejemplo hablando de lo que sabes, compartiendo tus experiencias y dándole a conocer a la gente lo que sabes hacer. Por supuesto también puedes pagar por aparecer mejor en los buscadores, o en las propias redes sociales.

En cualquier caso, si hacemos caso al refranero español: "Lo poco gusta y lo mucho cansa". 

Así que te recomiendo que si no eres community manager, uses las redes de manera correcta, sin obsesiones, como un medio y no como un fin. No hay nada de malo en conocer, en aprender ni en compartir. Pero por favor con mesura, que hay muchas cosas fuera de tu dispositivo que también son maravillosas... y analógicas... o naturales.

Pablo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...