miércoles, 26 de marzo de 2014

Colegio oficial de arquitectos SI, visados NO.

Antes de nada enfocar el rumbo de la entrada y aclarar que voy a poner mi experiencia en Madrid que es donde yo ejerzo principalmente, podríamos hablar de dos aspectos:

- las ventajas que tiene estar colegiado, servicios que se ponen a tu disposición.
- la necesidad de estar colegiado para poder visar expedientes.


En el primer caso.


Si tu llamas al COAM con una duda que sepas que lo primero que te preguntan es el número de colegiado. Yo, personalmente, antes de estar colegiado nunca he llamado, así que desconozco que limitaciones en cuanto a servicios tienes si no lo estás.

Pero he de decir que siempre que he llamado he conseguido resolver mis dudas, es más, alabar la función de CAT, donde siempre que he ido a preguntar como se hace algo me lo han explicado, por que os aseguro que nadie nace sabiendo, y la primera vez que haces algo tienes que preguntar a alguien. En mi caso siempre he elegido preguntar en la "fuente", porque si al final son ellos lo que me lo van a visar, debe estar a su gusto.



En el COAM, a parte del mencionado departamento, tienes un asesor fiscal que te resuelve las dudas sobre temas de facturación o como meter gastos en la declaración de la RENTA, etc. Yo he ido un par de veces y ninguna pega ni duda.

Como no todo van a ser bondades, hay que decir que el coste de estos servicios es alto, y la cuota de colegiación a mi parecer es elevada, lo bueno que te la fraccionan en dos partes, y si te das de baja y posteriormente alta pagarías solo la parte proporcional.

En el segundo caso, la función del COAM y los visados.

Decir, que el visado colegial garantiza la identidad, titulación y habilitación del arquitecto firmante. Igualmente, da validez a lo que el arquitecto ha firmado en cuanto a que se cumplen con todas las normativas vigentes y que se ajusta a los parámetros exigidos. La necesidad y la forma de todos estos documentos es establecido por el colegio profesional.

Por lo tanto, en el precio que pagamos por el visado de un proyecto o expediente, estamos abonando unos servicios para que den validez a nuestro trabajo...PERO...(siempre hay un PERO)...como he dicho dan validez, ya que sin el visado en muchos casos poco haríamos.

En ningún momento ofrece una ventaja el visado, ya que es un trámite administrativo que no retorna ningún servicio al colegiado, y al final, el responsable del trabajo es siempre el arquitecto, y si se produce algún problema o desgracia en alguna obra, el colegio ni se menta...

Antes el visado garantizaba y respaldaba el trabajo del arquitecto, por lo que el importe que se pagaba quedaba "justificado" e iba más allá de lo que es hoy en día, un chequeo que solo mira que los documentos estén de acuerdo a un formato y unas normas casi estéticas.

Por lo tanto empiezo a pensar que el visado es simplemente otro impuesto (revolucionario) o peaje que hay que pagar para poder ejercer nuestra profesión, y que como en todo en este país sirve para que unos pocos vivan a costa de dar unos servicios no justificados.

Conclusión.

Leyendo mis líneas valoro y resumo esta entrada.

Creo que el COAM como órgano asesor de arquitectos desempeña una buena función y cumple con lo que ofrece o debería ofrecer...(de nuevo)...PERO, creo que es un estamento acomodado, como muchos otros de los que imperan en este país, y sigue viviendo y cobrando unas tasas que no justifican con su trabajo.

Una última pregunta: ¿quién nos habilita como arquitectos, el COAM o el Ministerio de Educación?

Me ha quedado una entrada de lo más bipolar...
Ricky.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...