miércoles, 9 de abril de 2014

¿Concursos adjudicados a dedo?. El pabellón español de la EXPO de Milán.

Naaaah, eso es simplemente imposible. ¿En España?, ¿a dedo?, ¿de verdad?. A quien se le cuente no se lo cree. Con lo bien que hacemos aquí las cosas, siempre tan legales, con ese "savoir faire" que nos caracteriza.

Hubo un tiempo en que pensaba que la buena arquitectura se escogía de entre los mejores a través de esa manera tan democrática de elección: el concurso de arquitectura. Distintos grupos de arquitectos, con sus respectivos estudios o de manera individual daban todo lo que sabían para demostrar que eran capaces de hacer lo mejor con los recursos que tenían.

Ganador del concurso. Estudio B720. Fermín Vázquez. 

La mayoría de las propuestas eran espectaculares, me encantaba ver cómo se resolvían los espacios, las necesidades de los pliegos expuestas en las bases y poder comparar el trabajo de otros compañeros con el que yo había presentado para poder mejorar y ganar el próximo.

Poco a poco me empecé a desmotivar viendo que no prosperaba y me preguntaba si merecía la pena hacer un concurso de arquitectura.  

Me he quedado de piedra cuando he leído hoy la noticia del supuesto amaño del concurso y de las quejas que se están produciendo por parte de los concursantes ante el fallo del jurado.

Voy a intentar explicar los "presuntos hechos escandalosos". Digo presuntos porque últimamente parece que nadie es culpable de nada y hay que andarse con cuidado porque tampoco te puedes meter con la administración, no vaya a ser...

Preparando la trama

Todo empezó en el 2011 cuando se hizo pública la convocatoria, hace ya tres años de ésto. Y es lo primero que llama la atención, la tardanza en las fechas de convocatoria, que finalmente tuvieron lugar a finales del 2013 y que se resolvieron con urgencia. Un poco raro, teniendo en cuenta que no es un proyecto cualquiera y que tenía adjudicado un presupuesto de 1 millón de euros.

"Primera pista"

La "escena del crimen"

A finales de marzo se produjo la noticia, la Sociedad Estatal de Acción Cultural España (AC/E) anunciaba el ganador del concurso. El estudio B720 del arquitecto Fermín Vázquez había resultado primero en la selección del jurado como resultado de la mejor propuesta técnica y la peor propuesta económica. ¿Cómo?. Sí, como lo oyes (bueno como lo lees).

A ver si lo explico de tal manera que no parezca que me lo invento. 

Según los procedimientos ordinarios para la selección del ganador el concurso se divide en dos fases, una técnica y una económica. La primera se valora sobre 75 puntos y la segunda sobre 25, de tal manera que quien sume más puntos sobre un total de 100 sale victorioso del asalto.

¿Qué más puedo decir del procedimiento?, algo fundamental: para evitar suspicacias, sospechas infundadas o posibles fraudes manifiestos se debe abrir el sobre que contiene las propuestas técnicas primero y hacerlas públicas. Y luego abrir el sobre que contiene la oferta económica de los concursantes y también hacerse público. 

Que extraño, es justo lo contrario de lo que sucedió. Se produjo una alteración en la apertura de los sobres sin previo aviso, presentando públicamente primero la económica y luego la técnica. Más extraño es que el informe técnico no se presentó en sociedad hasta una semana después de dar a conocer la partida económica. Tiempo más que suficiente para haber podido manipular la puntuación técnica.

"Segunda pista"

Pero la cosa se complica aún más. Normalmente las propuestas económicamente más desbaratadas no suelen llevarse el gato al agua por razones que no hacen falta explicar. ¿Y qué puntuación sacó el ganador?, concretamente 4 puntos de los 25 posibles, es decir, se convirtió en la propuesta más cara de todas la presentadas. 

No hay que ser Alber Einstein para averiguar lo que pasó en la parte técnica sabiendo que ganaron. Sí, es exactamente lo que estás pensando, la nota que se le adjudicó fue la máxima, 75 de los 75 posibles. Mmmm... ¿extraño?

"Tercera pista"

La cosa hace tiempo que dejó de oler bien y todavía quedaba madera para echar a la lumbre. ¿Sabéis qué puntuación técnica sacó el segundo estudio?, respuesta: 49 puntos. Ahora hagamos matemáticas sencillas. Si el segundo hubiera obtenido el máximo en la parte económica, ¿cuantos puntos habría obtenido? Sencillo 49 + 25 ... ¡¡¡74, justo un punto menos!!!. Aunque la obra la hubiera presupuestado en 1 euro, o mejor, la hubiera pagado él, ¡¡no habría podido ganar jamás!!.

"Cuarta pista"

Los concursantes se quejan de que "la puntuación técnica está planteada para que sólo pueda ganar el que ha ganado". ¿Manipulación, dedo, compadreo...? Spain is different...presuntamente.

Mi opinión personal

Creo que lo del fallo del jurado igual hoy si tenemos que leerlo literalmente y en pasado: el jurado falló, y lo hizo estrepitosamente.

Pablo.


7 comentarios:

  1. Evidentemente el conceder esa altisima puntuacion a la parte técnica no tiene otro cometido que poder manipular a conveniencia el resultado del concurso. LA parte económica son habas contadas, en cambio la técnica depende de criterios abstractos, es decir, para gustos .

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente el conceder esa altisima puntuacion a la parte técnica no tiene otro cometido que poder manipular a conveniencia el resultado del concurso. LA parte económica son habas contadas, en cambio la técnica depende de criterios abstractos, es decir, para gustos .

    ResponderEliminar
  3. Lo más raro de todo es que encima el único proyecto que "aprobó" fue éste. Los demás, de estudios de arquitectura de prestigio, no llegaron ni a 50 puntos... ¿no es un poco raro?

    ResponderEliminar
  4. Bueno, voy a comentar una...

    Cierta vez me dio por trabajar para el sector público en el área de mejoría de instalaciones municipales en áreas rurales por medio de torres con Wifi/WiMAX. Los presupuestos estaban muy ajustados a la realidad local... Pero hablando con los alcaldes y secretarios de hacienda (tesoreros), muy campechanamente me hacían la siguiente propuesta: "mira, tú nos adelantas un 20% del valor del proyecto para que salga escogido, nosotros entramos en la licitación pública con un par de empresas fantasmas nuestras, hacemos una oferta más cara que la tuya y te llevas el proyecto".

    Como antes que nada, uno tiene ética, no entré al trapo. Ésto sucedía en un país que no es España, pero me consta que la realidad patria no difiere mucho de lo que cuento aquí.

    ResponderEliminar
  5. http://www.elconfidencial.com/cultura/2014-04-10/asi-se-fraguo-el-escandalo-del-pabellon-espanol-en-la-expo-universal-de-milan_114580/

    ResponderEliminar
  6. http://niagarank.es/artes/1397068742785

    ResponderEliminar
  7. (.....) Igual perplejidad, pero también satisfacción por ser evidencia de valentía y arrojo en sus denunciantes, supone leer sobre los entresijos todavía aparentemente vivos del arribismo institucional, característicos de la cultura cortesana pero que -posiblemente de manera ingenua- suponíamos erradicados en los hábitos! ministeriales de la capital; nos referimos a la polémica adjudicación del Pabellón de España en la expo Milano 2015 (....)

    Texto completo en http://arqa.com/actualidad/boletines/scalae-boletin-87.html


    Leer más: Así se fraguó el escándalo del pabellón español en la expo universal de Milán - Noticias de Cultura http://bit.ly/1esM4ZP

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...