lunes, 30 de junio de 2014

¿Cuánto vale una parcela en la Luna?

¡Señora!, ¡que me lo quitan de las manos!, ¡oiga, oiga!, ¡barato, barato!... Algo así es lo que desde hace muchos años lleva haciendo Dennis Hope, un empresario estadounidense con unos terrenos que aparentemente son suyos.

La andadura de este empresario comienza en 1967 cuando estudiaba Ciencias Políticas en Oregon. Parece ser que entre otras materias se impartió el "Tratado Ultraterrestre de las Naciones Unidas" de 1967 en que se decía literalmente "El espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros satélites, no podrán ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación".

¿No notas algo raro en este tratado?, pues él si que lo notó, tanto que se le grabó en la memoria durante años. El tratado sólo habla de gobiernos, no de empresas ni de personas físicas. A ese clavo ardiendo se agarró para iniciar lo que sería un próspero negocio. Y a un pequeño vacío legal también.





Pero cuidado porque este hombre no sólo vio que tenía la oportunidad de adueñarse de lo que hasta ahora no era de nadie, sino que se lo hizo saber a las mismísimas Naciones Unidas y al gobierno ruso, a quienes les comunicó su intención de empezar a comercializar terrenos lunares... ¡¡¡y quedarse ya de paso los otros ocho planetas del Sistema Solar!!! 

El vacío legal

Además del endeble escrito de las Naciones Unidas se le unió el de la Ley del Tiempo de los Pioneros Americanos, que dice que quien se beneficie de un territorio debe inscribirse en el registro catastral y si durante ocho años nadie reclama el terreno, éste será propiedad del suscriptor. Rápidamente registró la Luna entera en el registro de San Francisco, nuevamente informando de sus movimientos a la ONU y Rusia Respectivamente.

A cachondeo les debió sonar a ambos que no hicieron nada durante los siguientes ocho años, así que vía libre por delante, éste hombre empezó a vender los terrenos divididos en parcelas a todos los interesados.

El inicio de las ventas

En 1980 comenzó a vender lo increíble, pero además de una manera insospechada, en un centro comercial a razón de 10 dólares el acre... un poco raro, ¿no?. Pues no les pareció tan raro a 600 propietarios, que se convirtieron en sus primeros clientes en un par de semanas. No es que amasara una gran fortuna pero con esos 6.000$ en el bolsillo se fue a Los Ángeles a seguir vendiendo unas 100 propiedades anuales.

Con el inicio de internet se prometió hacernos llegar la oportunidad al resto del mundo. Y vaya si lo hizo, el señor Hope ha recaudado nada más y nada menos que 11 millones de dólares sólo con la venta de propiedades "extraterrestres". Según sus palabras, 9'75 de los cuales los ha dedicado a un proyecto de investigación (Anti-Gravity Propulsion System) para lograr construir una "nave" que alcanzaría casi la velocidad de la luz, para poder así visitar las tan ansiadas propiedades. "Casí ná".

Pero la cosa continúa 

En el año 2001, el señor Virgiliu Pop (Doctor por la Universidad de Glasgow) le demanda en concepto de el uso indebido de la energía proveniente del Sol, del que dice ser su propietario por la astronómica cifra de 30 millones de dólares. Con no menos cachondeo el Sr. Hope le contestó que tras hacer una exhaustiva encuesta a sus ilustres propietarios la decisión había sido unánime: "Hemos decidido que no queremos su energía, por favor apáguela", supongo que por una falta de necesidad...

Y entonces... ¿cuánto cuesta una parcela en La Luna?

El precio ahora mismo es de 19,99$ el acre (algo más de 4.000 m2), el mismo que si quieres comprar tu parcelita en Marte, en Mercurio o en Venus. Y además tienes el ofertón de su página web en la que encontrarás que Plutón está en venta por nada menos que 250.000 dólares, ¡una ganga señora, que me lo quitan de las manos!.

Una vez realizado el pago te envían un certificado que confirma que eres el propietario y la situación de la parcela, ¡ojo, con plano de situación y todo!, no vaya a ser que te pierdas por las llanuras de Framauro en busca de tu esperada estancia vista-mar... Mar de la Tranquilidad, claro.



También puedes solicitar tu pasaporte extraterrestre y nacionalidad (creo que aquí sólo puedes poner "terrícola" de momento). No olvides llevarte el dinero galáctico que este hombre ha patentado también, se llaman Deltas y será según él, la moneda de cambio del espacio profundo, aunque de momento no les va muy bien con el FMI, que por segunda vez les ha denegado el acceso.

Ah, y una cosa más, si alguna vez te cruzas con él no olvides saludarte con una enorme reverencia puesto que se ha auto concedido el título de "Presidente Electo del Gobierno Galáctico", hizo una votación, votó y se llevó el 100% de los votos, así que... ¿por qué no?.

En fin, dicho lo cual, que cada uno opine lo que quiera y si queréis hacer un regalo quién sabe... lo mismo en el 2.050 hay una burbuja espacial...

Pablo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...