sábado, 16 de agosto de 2014

El Centro Canalejas. ¿Un disparate urbanístico o una oportunidad para Madrid?

Casi todas las personas que conozco tienen una firme convicción en cuanto a preservar o no la manzana donde se está construyendo el Centro Canalejas. Cada uno tiene su criterio, justificado o no, de lo que quiere para ese lugar. Algunos defienden que el complejo debería quedar como está ahora, preservando sus características intactas, otros sin embargo son firmes defensores de todo lo contrario, si el edificio no se puede visitar por dentro, ¿por qué no rehabilitarlo tal como están haciendo?.

La verdad es que tengo una lucha interior para intentar averiguar qué es lo que yo quiero con ese lugar. Aunque mucho me temo que lo que yo piense poco o nada va a cambiar su futuro.





Hablemos del proyecto como una inversión. 

Evidentemente el consistorio de Madrid viene tomando medidas últimamente en una dirección bastante clara, el turismo y el consumo. De esta forma el centro de Madrid está convirtiéndose cada vez más en un escaparate y sus calles en enormes vías de personas en las que cada vez menos aparecen bancos, árboles y demás mobiliario urbano con el fin de mantener contínuamente a las personas caminando a toda velocidad. No hay más que ver cómo está la plaza de Callao, pocos se paran ya si no quieren sufrir una insolación. El centro de Madrid es más un circuito de carreras por el que pasar rápido y entrar en alguna de sus tiendas, cafeterías u hoteles para consumir y ya de paso bajar dos o tres grados la temperatura corporal. 

En esta dirección, todas las medidas que favorezcan el turismo de consumo no deberían extrañarnos ya mucho. El Centro Canalejas es otra medida en esa dirección, crear un gran centro comercial, un hotel o incluso viviendas de lujo le viene como anillo al dedo y además hace las delicias de inversores e invertidos.




El proyecto como una necesidad.

Creo que nadie se atreverá a discutir que el gran centro comercial que albergará en su interior estará prácticamente lleno todo el día. Lo que no está tan claro es si esto es fruto de una necesidad o bien porque donde está situado siempre está lleno de gente y muchos entrarán porque les pilla de paso. Yo voto más bien por lo segundo. ¿De verdad es una necesidad imperiosa colocar un centro centro comercial en pleno centro de Madrid?, perdón en realidad quería decir otro centro comercial. El centro de Madrid ya es en sí mismo un enorme centro de comercios (y de centros comerciales también).

Por otra parte, probablemente el hotel sí que responda más a una cuestión de necesidades. ¿Quién no querría estar alojado al lado de la Puerta del Sol en un hotel de lujo?. Vaticino que sus habitaciones se llenarán con turistas de todas las nacionalidades, menudo reclamo.

¿Viviendas de lujo?, y ¿por qué no?. Como uso adicional al comercial no veo porque no va a poder compatibilizarse un uso residencial, para quien lo pueda pagar claro. Imagino que los precios de esas viviendas rondarán los 5.000 €/m2. En principio este uso mixto no me parece mal.

El proyecto desde la normativa.

Como arquitecto no puedo dejar de hablar del proyecto desde el punto de vista de la normativa. Por una parte urbanística y jurídica y por otra, técnica.

Si hay una manzana bien protegida en muchos ámbitos distintos en Madrid es sin duda ésta. Reconozco que igual hay otra no muy lejos que lo está aún más, el Palacio Real. Está bien, igual no es la más protegida, pero casi. Sin embargo esto no ha quitado que el gobierno de la Comunidad de Madrid haya redactado una nueva Ley de Patrimonio para poder acometer libremente las obras, eliminando cualquier incordioso supervisor que pudiera detener su avance. Además toda la manzana sería siendo un B.I.C., pero en este caso un Bien de Interés Comercial.

Imagino las presiones que sufrieron los gobernantes para redactar esta nueva ley y de parte de quienes vinieron. Ahora se ha pronunciado el Tribunal Constitucional contra nueve puntos inconstitucionales de dicha ley.

Así que una institución de orden nacional como Patrimonio Artístico Nacional es un cero a la izquierda si hay que acometer obras de esta envergadura porque cualquier comunidad autónoma puede perfectamente modificar su intromisión si así le place.




¿Qué sucede además?, lo que pasa siempre con la administración, que se ralentiza tanto que no hay manera de depurar responsabilidades en un período de tiempo razonable, pasando de comunidad autónoma a Patrimonio, al Tribunal Constitucional, a la comunidad autónoma otra vez y por fin al promotor, que ajeno a todo esto (o lo que es peor, a sabiendas de todo esto) ya ha comenzado las obras (constitucionales o no) y espera una resolución, que para cuando se de lo mismo en España ya no hay ni crisis.

Es decir que podría darse el caso de que estamos hospedados en la suite presidencial del hotel y nos saque la policía porque el proyecto no se ajustaba a la normativa (no me lo creo ni yo).

Ahora hablemos de la normativa técnica.

El proyecto cumple con la normativa porque la normativa ha sido adecuada al proyecto, pero, ¿qué pasaría si la normativa fuera la que contempla la protección sobre elementos inmuebles sitos en dichas manzanas?, pues que habría 5 elementos del proyecto que se saltarían a la torera su protección: La alteración de la cubierta original, modificación de la altura del edificio, alteración de la fachada, alteración del vestíbulo y la desaparición de escaleras patios y salas.

Entiendo perfectamente la motivación de los promotores en hacer negocio y para ello unificar espacios. Todo ello en un buen proyecto que al mismo tiempo intente conservar al máximo la apariencia de la morfología original pero adecuándose al Código Técnico de la Edificación.

Duro trabajo el de Lamela (estudio encargado del proyecto) para intentar contentar al promotor, mantener las relaciones con consistorio y comunidad y no verse afectado por la opinión pública. Muy difícil. Como arquitecto se que poner a todos de acuerdo no es tarea fácil.

Ahora bien, si hablamos de técnica el proyecto se sujeta a muchos aspectos que se tienen que justificar para sacarlo adelante. Podré un ejemplo muy sencillo para los que no estéis familiarizados con el CTE. El dimensionado de las puertas de entrada y salida:


  • Para calcular el ancho de las puertas de entrada tendremos que recurrir al documento básico de accesibilidad y utilización en el que se marcan las pautas para su dimensionado. En ellas aparecen varios términos que van a determinar si las puertas son más o menos anchas y que nos dirá el mínimo que tendremos que poner para una correcta evacuación en caso de emergencia. Estos términos son la altura de evacuación y la ocupación acumulada por planta hasta llegar a la salida. Desconozco la ocupación del proyecto por salas, usos, pasillos...  pero entiendo que al tratarse de un local de pública concurrencia será considerablemente elevada. Tras una sencilla operación se calcula el ancho mínimo de la puerta. Apuesto a que el ancho de la puerta es considerablemente mayor al que se podría utilizar con las puertas existentes. Probablemente haya que ensancharlas, usar huecos que antes no eran puertas o directamente abrir nuevos huecos. 


Resultado evidente de ésto es que hay que modificar la fachada. En un proyecto normal nos encontraríamos frente a frente con Patrimonio y tendríamos todas las de perder, nos obligarían a "reconsiderar" el proyecto. Así que nos encontramos de nuevo en el punto de la normativa. ¿Hacemos encaje de bolillos para ajustar el proyecto a lo que dice Patrimonio y luchamos durante años con él hasta que cada punto de éste cumpla con cada artículo del otro?, la respuesta está a la vuelta de la esquina: no. 

En realidad lo que ha pasado es lo que suele pasar, esa decisión no la toman ni arquitectos ni constructores ni Patrimonio Nacional, si no el promotor. La cantidad de millones que mueve esto no es como para dejarlo en manos de leyes, instituciones ni gobiernos.

Mi opinión personal

Sinceramente creo que la sociedad tiene que avanzar hacia delante pero recordando su historia y creo que para eso el proyecto en realidad ha encajado en esa perspectiva. Por una parte y según podemos ver en las infografías del estudio de Lamela la composición general de cómo va a quedar la manzana es prácticamente igual a cómo era hace un siglo. Probablemente sus autores originales (Eduardo de Adaro y Magro y Manuel Ignacio Galíndez Zabala) estarían bastante de acuerdo en esta remodelación.

Por otra añadiré que es una buena opción el poder entrar a ver esos edificios por dentro y usarlos, en caso de que se hubieran quedado tal como están hoy en día nadie habría subido a los antiguos despachos del Banco Español de Crédito. No podemos estancarnos siempre en el pasado y no superar nuestros miedos creyendo que sólo destruimos. Construimos sobre la historia para añadirle un nuevo episodio (pero sin borrar el anterior). No habríamos llegado a la Luna o no tendríamos pirámides en Egipto si no nos hubiéramos arriesgado como civilización. 

Sin embargo no puedo estar de acuerdo en las formas. Por una parte los que ponen el dinero, que están tan acostumbrados a hacer lo quieren cuando quieren que no se paran a pensar si deben. Por otra la administración, que tiempo ha que dejó de estar al servicio del ciudadano en estos asuntos para estar al servicio de los inversores exclusivamente.

Por otra parte añado como opinión que igual el proyecto debería haber sido presentado a concurso abierto, al fin y al cabo es una manzana representativa y patrimonio (en minúsculas) de todos.

Así mismo, instaría al Ayuntamiento de Madrid y a Patrimonio Nacional a considerarnos a todos por igual, que luego quieres cambiar las carpinterías de unas ventanas carcomidas de madera de los años 50 en el barrio de Salamanca y no te dejan porque la fachada está protegida.

Supongo que suscitará algún debate así que no añado más,

Y tú, ¿qué piensas de todo esto?

Pablo.



3 comentarios:

  1. Nada nuevo bajo el sol. Los que tienen dinero siempre han hecho lo que han querido. En cuanto a todo lo demás estoy contigo quizá lo mejor para esos edificios es que todo el mundo los pueda ver. En cualquier caso debate abierto.

    ResponderEliminar
  2. Pues como resulte ilegal a ver quien da media vuelta y lo vuelve a dejar como estaba...

    ResponderEliminar
  3. Dudo mucho que lo dejen como estaba. Ilegal o no, tengo esperanzas en que por lo menos quede bien...

    ResponderEliminar

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...