martes, 28 de octubre de 2014

Centro de Convenciones de Castellón, la (pen)última del de siempre.

Allá por febrero escribí una entrada sobre un caso que me contó un compañero sobre una "actuación" de otro arquitecto y que yo entendí como una acción que ennegrecía nuestra profesión:


Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Bien, en esa ocasión fue un caso anónimo, pero hoy quiero comentar uno de carácter público, con un arquitecto muy conocido, saltaba ayer la siguiente noticia:


Madre mía, que encargo más redondo!!!

Resulta que te hacen un encargo de construir para el gobierno local un edificio, pasas tus honorarios y te lo dan y luego ni proyecto ni obra ni nada, pero el pago que has recibido ahí se queda, en tu bolsillo.


No me digáis que ¿no os gustaría tener encargo así? Pues no, ese no es el camino, lo único que hace es perjudicarnos, porque la gente asocia el título de arquitecto a las malas artes, manejos extraños, etc.

Seguimos erre que erre...

El caso es que esta es otra demostración extrapolable a que en este País todo vale, es lo de siempre, se ofertan trabajos que no se cobran y lo mejor de todo, es que a nadie le parece raro hasta que alguien se queja y lo lleva al juzgado, en ese caso empiezan a buscarse responsabilidades pero veremos hasta donde, porque otra de las máximas de España es que sí, sí se juzga, se encierra, etc...pero aquí nadie devuelve lo que, supuestamente, se ha llevado.

Con todo esto quiero decir que no hace falta irse al ámbito de la política para encontrarse casos como este... y lo que no sabremos.

Lo mismo era esto el tipo de cosas a las que se refería Gehry en su reciente carta donde decía que la arquitectura actual era toda una "mierda", toda menos la suya claro está.

Encima ofendido.

Ya por último recordar que no se si sabéis que se montó una web de "acertado nombre" sobre las actuaciones de este arquitecto (no la citaré).

El caso es que fueron denunciados y condenados a retirar el contenido, luego sé que se recurrió y no sé cómo quedó la cosa.

Me hace gracia eso de sentirse ofendido porque atenten contra tu persona, que no era el caso, ya que a lo que se apuntaba era a los trabajos profesionales, cuando eres tu mismo con actuaciones como estas el que vas poco a poco cavando tu propia tumba frente a la opinión pública.

Recordemos que la gente de a pie no sabe quién es esta persona, solo sabe que en sus obras, carísimas, hay desperfectos que hay que subsanar con arreglos más caros aun.

Ricky.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina libremente. Añade aquí tu comentario.

Seguro que también te interesa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...